Menu Big Bang! News
Policiales En Mendoza

Condenan a un pastor evangélico a 13 años por abusar de una menor

Jorge Ruiz Quipildor fue condenado por un tribunal mendocina por haber abusado de una menor que había sido alojada en su templo. El fiscal había pedido 19 años de prisión.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un pastor evangélico y ex policía fue condenado a 13 años de prisión por haber abusado sexualmente de una niña a la que había alojado en su templo, en la localidad mendocina de Godoy Cruz.

La condena recayó sobre Jorge Ruiz Quipildor, un hombre de 57 años que también es un ex policía, y fue impuesta por la Segunda Cámara del Crimen de Mendoza por hechos ocurridos en el año 2012 en el templo situado en el barrio Huarpes III, de esa zona del Gran Mendoza.

El fiscal de Cámara Dariuo Tagua había pedido 19 años de prisión ante el tribunal conformado por los jueces José Valeri, Roberto Uliarte y Ariel Spektor, mientras que el abogado defensor, Mariano Tello, solicitó la absolución al basar el alegato en el beneficio de la duda.

Familiares de las víctimas durante el juicio oral.

Para fundamentar la condena, por el delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto", los jueces tuvieron en cuenta principalmente el testimonio de la víctima, una joven de 15 años que en el momento del hecho, tenía 11.

El caso se había iniciado cuando la niña, junto a un hermano de siete años, buscó refugio en el templo evangélico que encabezaba Ruiz Quipildor, ya que su madre había abandonado la familia y su padre se había quedado sin casa.

A los dos años, la menor, que no había perdido contacto con sus parientes, confesó los abusos luego de que éstos notaran extraños comportamientos en los dos hermanos.

La menor fue abusada en el templo del pastor.

La niña, a la que le notaron que se había causado lesiones en los brazos, tras el pedido de una hermana mayor, les confesó mediante una carta que dos hijos del pastor la manoseaban al igual que a su hermanito y que el hombre había abusado de ella.

Tras conocer la denuncia, Ruiz Quipildor se alejó del templo, mientras que vecinos enfurecidos atacaron su casa y le quemaron el auto. Dos días después de los disturbios, el pastor fue detenido e imputado por el abuso.