Menu Big Bang! News
Policiales Tenía 31 años

Conmoción en Palermo: lo mataron cerca de una parroquia

Un hombre fue asesinado el viernes por la noche frente a la Plaza Güemes, en pleno barrio de Palermo. Tenía 31 años, dos hijas y estaba casado. La policía busca pistas para reconstruir el episodio y la Fiscalía de instrucción pidió colaboración de testigos que puedan aportar datos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una extraña y violenta muerte conmociona al barrio porteño de Palermo. El episodio ocurrió el viernes por la noche y se conoció en las últimas horas, a raíz de una convocatoria que realiza la Fiscalía para buscar testigos que ayuden a esclarecer el asesinato de Federico Javier Marine, de 31 años, quien fue apuñalado por otro hombre a metros de la Parroquia Nuestra señora de Guadalupe.

El episodio ocurrió a metros de la Plaza Güemes, en la esquina de Medrano y Mansilla, en pleno barrio de Palermo, el viernes por la noche. De un momento a otro, los vecinos comenzaron a escuchar gritos y vieron a dos hombres peleando. La víctima fue apuñalada varias veces en la cabeza y en el cuerpo.

La Policía Federal trabaja en la zona para rastrear datos de vecinos y comerciantes.

Aunque fue derivado con rapidez al hospital Fernández, Marine llegó agonizando y finalmente murió minutos después. Marine, de 31 años, protagonizó un forcejeo con el asesino, aunque aún se desconoce si se conocían o tenían algún tipo de vínculo. Para los investigadores, aún no hay nada claro: no saben si fue un intento de robo o una discusión callejera. Incluso, en una primera instancia aseguraron que era una pelea entre indigentes.

Hasta el momento se realizó una acotada reconstrucción de los episodios. Lo único concreto que se sabe es que la víctima vivía a dos cuadras del lugar, en Paraguay al 3800, y que es dueño de un local gastronómico.

 

 

 

 

El hombre tenía dos hijas pequeñas y su esposa, Candela, se acercó a la Comisaría 21, que había intervenido en el episodio, para radicar la denuncia, ya que no regresaba de una breve caminata nocturna.

Algunos de los vecinos que se encontraban en la zona, concurrida un viernes por la noche, se acercaron para separarlos y lograron quitarle el puñal al homicida, que luego escapó corriendo. El arma blanca ya está en manos de la Policía Federal, que tiene una breve descripción del hombre, según los primeros testigos.

Matías Marine, de 31 años, tenía dos hijos y estaba casado. Vivía en Palermo y fue asesinado el viernes.

Según dijeron, se trata de un hombre blanco, de pelo negro, corto y rapado, delgado y de 1,75 metros. En el momento del homicidio vestía ropa negra. El episodio ocurrió en las puertas de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe. Por eso, los investigadores analizarán las cámaras de seguridad de la zona para tratar de obtener más información sobre el agresor.

La Fiscalía busca datos y pistas para dar con el autor del homicidio ocurrido el viernes pasado.

El fiscal de Instrucción, Martín Mainardi, pidió colaboración a posibles testigos: “Todas aquellas personas que, entre la tarde del viernes y la madrugada del sábado, hayan estado en el lugar (Medrano y Mansilla) o hubieran sacado fotografías del espacio verde que permita visualizar a las personas que allí estaban o circulaban, como así testigos que hayan visto a una persona ensangrentada en las inmediaciones, se comuniquen con la fiscalía al teléfono (011) 4811-6647”.