Menu Big Bang! News
Policiales Florencio Varela

Crimen de odio: mataron a un hombre por vestirse de mujer

La víctima tenía 32 años y fue atacada a golpes. Practicaba el “cross dressing”: ocasionalmente se vestía de mujer.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un hombre fue asesinado a golpes el domingo en la localidad bonaerense de Florencio Varela y, según trascendió, la víctima ocasionalmente se vestía de mujer, por lo que los investigadores trabajan en la hipótesis de que se trató de un “crimen de odio” por su elección sexual.

El hombre, ocasionalmente, se vestía de mujer.

La víctima fue identificada como Miguel José Salazar, tenía 32 años y era peruano. La autopsia confirmó que murió atacado a golpes, aunque no fue víctima de una violación, como inicialmente sospecharon los pesquisas al hallar el cadáver vestido de mujer y en la vía pública. Los investigadores descartaron que se tratara de una travesti o que ejerciera la prostitución y establecieron que ocasionalmente, y sólo para salir de noche, se vestía con ropas de mujer, una práctica conocida como “cross dressing”.

Los “cross dressing” comparten fotos y videos en la Web.

Esa misma práctica podría ser el disparador de la muerte del hombre, y por ese motivo los peritos reunen información sobre el entorno de Salazar. También se analiza que haya tenido algún conflicto personal con algún conocido, por lo que en la fiscalía aguardaban las declaraciones de los amigos que salieron esa noche con la víctima y las cámara del boliche al que supuestamente concurrió esa noche.

Se analiza si se trató de una asesinato por odio.

“Él iba a su trabajo y a reuniones de amigos siempre vestido como hombre. De vez en cuando, para ir a bailar, usaba prendas femeninas”, explicó un vocero judicial, quien agregó que al momento de ser hallado muerto, Salazar vestía una pollera corta, zapatos con taco y una musculosa. El crimen fue descubierto la madrugada del domingo último, cuando a raíz de un llamado al 911 la policía de la seccional segunda de Florencio Varela llegó al cruce de las calles 513 y 542, alertada por la existencia de un cadáver.