Menu Big Bang! News
Policiales Informe forense

Crimen del country: Farré mató a su esposa de 70 puñaladas, según la autopsia

El informe de los médicos determinó que el ataque duró unos cuatro minutos. La mujer tenían heridas defensivas en las manos: quiso frenar los dos cuchillos que usó su marido para atacarla. El ejecutivo también tenía heridas en las manos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Claudia Schaefer quedó cubierta de sangre luego del ataque a manos de su marido, Fernando Farré, en su casa del country Martindale en Pilar, cuando ella iba a retirar algunas pertenencias.

La mujer tenía 70 lesiones cortantes producidas con dos cuchillos en forma simultánea, informó esta tarde el canal TN, al dar conocer los datos de la autopsia que se le realizó a la mujer.

Por la cantidad de puñaladas, el ataque hizo recordar al homicidio de Carolina Aló, asesinada por su novio, Fabián Tablado de 113 puñaladas, en 1996, en la casa de ella en Tigre.

De acuerdo al informe forense Farré atacó a su mujer con dos cuchillos, le dio un golpe para anestesiarla ydespués logró cerrar la puerta del vestidor. 

La mujer, siempre según la autopsia, "se defendio muchisimo": ya que tenía cortes en las manos y en los brazos, esto significa que intentó frenar los cuchillos con las manos.

La autopsia sostiene además que el 95 por ciento de las lesiones fueron generadas en vida y el resto fueron post mortem: Claudia Schaefer murió en solo en cuatro minutos. 

Los médicos forenses determinaron también que Farré tenía algunos cortes en las manos, posiblemente como consecuencia de que los cuchillos se la habrían resbalado por la sangre.

La fiscal Carolina Carballido Calatayud está trabajando en el pedido de prisión preventiva para el ejecutivo. Según trascendidos se lo va a acusar por homicidio agravado por el vínculo y por femicidio, que contempla una pena de prisión perpetua.

Después del ataque, en presencia de los abogados de la pareja y de su madre, Farré se quedó en estado de de shock sentado en un sillón esperando que llegara la policía.