Menu Big Bang! News
Policiales Informe oficial

Cuáles son las tres cárceles más violentas de Buenos Aires

Sierra Chica, Olmos y General Alvear son las prisiones donde se registra la mayor cantidad de hechos de violencia en la provincia, tras la emergencia en seguridad declarada por el gobernador Scioli.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las cárceles situadas en las localidades de General Alvear, Sierra Chica y Olmos son las tres prisiones más violentas de la provincia de Buenos Aires, que tiene un récord de detenidos que supera los 28 mil reclusos, según un informe de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM). Cada 42 minutos se produce un hecho violento muros adentro de las prisiones, que puede derivar en peleas, lesiones o muertes.

El organismo hizo un relevamiento a partir de informes brindados por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) de los hechos ocurridos en 2013 y 2014, pero como es el mismo organismo el que informa los datos, es probable que muchos ellos no sean reportados, advierte el trabajo.

“Durante 2013 se informaron 11.654 hechos de violencia ocurridos dentro de las unidades penitenciarias y alcaidías bonaerenses. Este volumen arroja un promedio de 971 acontecimientos por mes, 32 por día y 1,3 por hora. Para el año 2014 se informaron 12.295 hechos de violencia, que suponen un promedio de 1024 hechos por mes, 34 por día y 1,4 por hora. Comparando ambas cifras totales se puede ver un incremento de 641 hechos entre ambos años”, dice el informe oficial.

El incremento en los hechos reportados dentro de las prisiones tiene su correlato con el aumento de la cantidad de detenidos en cárceles y comisarías en la provincia de Buenos Aires como consecuencia de la emergencia en seguridad declarada durante 2014 por el gobernador Daniel Scioli y su ministro de Seguridad, Alejandro Granados.

En los hechos de violencia reportados se incluyen amenazas entre internos, peleas, agresiones, accidentes, amenazas y lesiones al personal, herida autoprovocadas, suicidios, intentos de suicidios, homicidios y represión de los agentes a los detenidos. Los hechos que concentran mayor cantidad de reportes son las amenazas y peleas entre internos, que durante 2014 concentraron el 24,99 y el 23,69 por ciento los casos reportados. Agresiones y represión son los dos ítems que siguen en la tabla.

El informe de la CMP dice que “las unidades con mayor cantidad de hechos informados a través de los juzgados son para el año 2013 las unidades 30 (Gral. Alvear), 2 (Sierra Chica) y 1 (Olmos) con valores de 886, 832 y 756 respectivamente. Para el 2014 se reitera la distribución: la unidad 30 (Gral. Avear) es la que mayor cantidad de hechos registró con un total de 1.193, le sigue la unidad 2 (Sierra Chica) y luego la 1 (Olmos) con un total de 1178 y 866 respectivamente”.

La Unidad 30 de General Alvear.

Las cárceles de General Alvear y Sierra Chica pertenecen al Departamento Judicial Azul, mientras que Olmos corresponde al Departamento Judicial La Plata. La explicación es que “de un total de 28.273 detenidos en la Provincia de Buenos Aires, 14.151 corresponden a los departamentos judiciales La Plata y Azul, esto es el 50% de la población total. En segundo lugar, tales departamentos informan con mayor regularidad los hechos violentos ocurridos en las unidades pertenecientes a su jurisdicción”.

Respecto de los muertes violentas, en 2014 en las cárceles bonaerenses produjeron 28 homicidios. Esto no es excepcional sino que es un número que se mantiene sin grande variaciones a lo largo de los años. En 2010 hubo 23 homicidios, en 2011 hubo 25, en 2012 hubo 24 y en 2013 hubo 36. Sumando 2013 y 2014, el SPB informó que hubo 8 suicidios en las prisiones de la provincia.

Sierra Chica también encabeza al ranking.

El informe de la CPM es muy crítico de la administración Scioli como responsable de la seguridad en la provincia de Buenos Aires. “La política criminal impulsada por el gobierno de la Provincia ha desencadenado una situación de grave crisis en materia de derechos  humanos. En el periodo analizado en este informe se registra la mayor tasa de encarcelamiento de la historia de la provincia, que ha implicado una agudización del hacinamiento en cárceles y comisarías, y un agravamiento en la situación estructural, ya existente, de vulneración masiva y sistemática de los derechos de las personas detenidas. La población encerrada es de casi 35.000 personas, un récord histórico que supera ampliamente las 27.840 personas detenidas en 2008 al comenzar este gobierno”.