Menu Big Bang! News
Policiales Investigación

Detuvieron al chofer del camión blindado robado en Boulogne

Diego Almirón fue arrestado luego de que su testimonio fue contradictorio con los de sus compañeros. Las imágenes de las filmaciones también lo perjudican. Hicieron un allanamiento que no dio resultados. Buscan a un par de sospechosos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El chofer del camión blindado del que ayer un grupo de delincuente se llevó 13 sacas con más 15 millones de pesos en la localidad bonaerense de Boulogne, quedó detenido como posible "entregador", ante la sospecha de que no fue obligado a irse de la sucursal del banco.

La detención de Diego Ramón Almirón (37) fue ordenada por la Justicia luego de que los investigadores comprobaran que nadie entró al blindado para asaltarlo y que se habría llevado el vehículo cuando sus compañeros bajaron a realizar una entrega en un banco. La Policía buscaba a dos presuntos cómplices con los que se cree que planeó el robo y que tendrían en su poder el dinero sustraído.

"Su relato estaba plagado de incongruencias y demostramos con los videos que nadie entró al blindado para amenazarlo, sino que él solo arrancó el camión aprovechando que sus compañeros habían bajado", dijo uno de los jefes policiales.

El domicilio de Almirón, en la localidad bonaerense de Hurlingham, fue allanado esta pero el procedimiento dio resultado negativo. Almirón será indagado por la fiscal Laura Capra, quien le imputa el delito de "robo calificado".

La fiscal y los detectives comenzaron a sospechar cuando notaron varias contradicciones entre el relato del chofer y el de sus tres compañeros que habían bajado del camión de caudales.

El relato que dio Almirón es que alrededor de las 8.45 él estacionó el camión de caudales -interno 023, patente TQM 680 de la empresa Loomis-, frente al banco Piano de calle Sáenz 2170. Sus tres compañeros bajaron de la unidad e ingresaron al banco con sacas para entregar seis millones de pesos y un custodio se quedó parado de la vereda de enfrente al blindado.

Almirón dijo que cuando estaba solo en el camión aparecieron dos delincuentes armados que por lo que él cree entraron al camión con una copia de llave de la puerta, lo amenazaron y le indicaron que arranque el camión. Las fuentes explicaron que ese relato no es consistente porque los investigadores determinaron que, por una cuestión de reglamentación de seguridad bancaria, no hay forma de hacer una copia de la llave de la unidad porque son codificadas.

Además, los pesquisas hicieron un exhaustivo relevamiento de las cámaras de seguridad del banco, las del sistema de monitoreo municipal y de otras instaladas en la zona y en ninguno de los videos se pudo detectar movimientos o la presencia de los dos supuestos delincuentes que abordaron la unidad.

Los mismo compañeros de Almirón declararon que cuando ya estaban volviendo del servicio, no notaron la presencia de ningún delincuente y vieron que el chofer arrancó el camión y, desconcertados, le gritaron a dónde iba. Con todos estos elementos, la fiscal ordenó la aprehensión de Almirón.

La sospecha es que tras detener el camión, Almirón se encontró con cómplices que barretearon el tesoro, se llevaron 13 sacas con 15.800.000 pesos y lo dejaron amordazado y maniatado con precintos en un asiento del vehículo para simular que había sido víctima de un asalto.

La familia lo defiende

Su familia salió en su defensa. “Más vale que es inocente, yo confío en mi marido, sé como es. Se levanta todos los días a las cuatro de la madrugada para laburar y vuelve cansado a la noche”, dijo la esposa.

“Estamos todos mal la familia Almirón. Tenemos dos nenas hermosas. Queremos que se investigue bien para ver cómo fue el hecho”, agregó.