Menu Big Bang! News
Policiales Quisieron vender un bebé

Droga y trata: detuvieron a un médico por el caso "mansión verde"

Un obstetra que trabaja en una clínica fue arrestado como partícipe de la maniobra de la venta de un bebé a un pareja de San Isidro, que fue detenida. En la casa se encontró una plantación y 50 kilos de marihuana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El médico que participó del parto de la joven formoseña de 17 años que dio a luz a un bebé que iba a ser entregado a un matrimonio, al se le encontró una plantación de marihuana en el fondo de su casa, fue detenido en un consultorio de San Isidro.

Según trascendió, la joven vivió los dos meses previos al parto semiencerrada en un departamento del barrio de Flores, mientras que el médico obstetra que hizo el parto fue apresado ante la sospecha de que conocía la maniobra que se iba a realizar con el niño.

Fuentes judiciales y policiales informaron hoy a la agencia Télam que la detención del médico Luis Eduardo Perichón (58) fue concretada ayer por la tarde tras un allanamiento en su consultorio de la Clínica San Isidro, ubicada en la calle Monseño Magliano 3041.

En la casa encontraron 50 kilos de marihuana.

El procedimiento fue encabezado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Marcelo Vaiani, quien desde el miércoles está al frente de esta investigación y ayer secuestró en ese consultorio la historia clínica de la madre del bebé, una adolescente formoseña de 17 años.

Según fuentes de la investigación, en la historia clínica quedó asentado que Perichón realizó en los últimos dos meses controles a la madre, que concurría a las consultas acompañada por Jorge Gayoso (35) y Vanesa Yanina Prata (38), la pareja detenida.

“Lo curioso es que en la historia clínica figura que Gayoso y Prata iban a ser padres adoptantes de la criatura y en este caso nunca hubo un tramite de adopción en curso”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales.

En la casa había un invernadero con plantines.

La abuela del bebé y madre de la adolescente formoseña también quedó imputada en la causa por “supresión de identidad” del niño cuando el miércoles se descubrió todo en el sanatorio la Trinidad de San Isidro. Fue indagada ayer y le contó al fiscal Vaiani cómo conocieron a la pareja que se iba a quedar con su nieto.

Fuentes judiciales revelaron que la mujer le dijo al fiscal que su hija de 17 años le aseguró que recién se dio cuenta de que estaba embarazada en mayo pasado, cuando ya cursaba el sexto mes de gestación.

Según la imputada, ella y su hija embarazada viajaron a Buenos Aires, fueron alojadas en un hotel y allí conocieron al matrimonio Gayoso. La pareja les dijo que querían adoptar al bebé y que ellos se iban a hacer cargo de todos los gastos y cuidados médicos necesarios.

Voceros judiciales indicaron que la imputada aclaró que los Gayoso la “engañaron” tanto a ella como a su hija al decirles que ya había una intervención judicial y un trámite de adopción en curso.

Según la abuela del bebé, a ella le pagaron el micro de vuelta a Formosa y el matrimonio quedó al cuidado de su hija, a quien desde mayo alojaron en un departamento del barrio de Flores al cuidado de una empleada doméstica y de donde sólo salía cuando los Gayoso la llevaban a los controles médicos previos al parto.

Cuando se produjo el parto, a los médicos les llamó la atención que cuando quisieron llevarle el bebé a la madre, ésta les dio la instrucción de que no lo quería ver y que se lo tenían que llevar al padre biológico, que estaba en la habitación de al lado.

Ante este panorama, la jefa de neonatología de la clínica decidió formular la denuncia ante la Policía y se inició la causa judicial que derivó en los allanamietos y las detenciones.