Menu Big Bang! News
Policiales Casos increíbles

Efecto "cerrajero": los casos de inocentes que mueren sin razón

Distintos casos en los que el destino los llevó a estar en el momento y lugar equivocado fueron moneda corriente en las últimas semanas. El cerrajero que recibió un disparo en pleno microcentro es sólo uno de una larga lista de muertes sin explicación. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En el último mes se conocieron varios casos, donde el destino se cobra la vida de inocentes. El caso emblema ocurrió anteayer en el Microcentro, donde murió un cerrajero en medio de un episodio confuso, es otro más de la lista. 

Daniel Denegri es la víctima de la inseguridad en la vía pública.

El hecho ocurrió en San Martín y Tucumán, en pleno Microcentro porteño. Los comerciantes aseguran que escucharon cinco disparos. Según fuentes policiales, el letrado caminaba con su bolso, donde llevaba importante documentación, cuando dos motochorros le arrebataron sus pertenencias. De inmediato, sacó un arma y comenzó a disparar. Hirió a Denegri, que a los pocos minutos falleció. Los delincuentes huyeron con el maletín y están prófugos.

ALCOHOL Y FUERA DE CONTROL

Otro caso ocurrió el viernes pasado a la mañana, alrededor de las 7, un joven que conducía alcoholizado perdió el control de su auto, subió a una vereda y atropelló y mató a un peatón en el cruce de José María Campos y Catamarca, en el localidad bonaerense de San Andrés. 

Según informó C5N, el resultado de la pipeta reveló que el conductor, identificado como Gabriel D'Mena, tenía 1,21 grados de alcohol en sangre, más del doble de lo permitido.

Gabriel D'Mena tenía 1,21 grados de alcohol en sangre, más del doble de lo permitido.

Los testigos del hecho indicaron que el auto circulaba a “100 kilómetros por hora”, duplicando la máxima permitida en la zona. El joven se negó a declarar y continúa detenido. La fiscal Tamara Vaisman planteó una acusación alternativa: homicidio simple con dolo eventual, lo que significaría una pena de 8 a 25 años u homicidio culposo agravado, es decir, 5 años.

PATRULLERO EN LA CASA 

Morir durmiendo: el hombre estaba acostado en su cama cuando es atropellado por un patrullero.

En Laferrere se registraron varios enfrentamientos entre efectivos de la policía y vecinos de la zona por la muerte de un hombre, tras ser aplastado por un patrullero que se incrustó en su casa. 

El accidente ocurrió cerca de las cinco de la mañana, en La Bastilla y El Campo, de esa localidad del partido de La Matanza y cerca de las 8.50 recién fue sacado el cuerpo de la víctima recién 8.50.

MAS CASOS

En total ocurrieron otros casos involucran patrulleros que terminaron con la vida de inocentes. Fuera de control, a gran velocidad, en contramano o con conductores alcoholizados.

El último de ellos conocido ocurrió el 23 de febrero, en Villa Ballester, localidad del partido de General San Martín donde un nene de 6 años, identificado como Luciano Alt, falleció tras ser atropellado por un móvil en el momento en que festejaba su cumpleaños en la vereda de su casa junto a sus vecinos y familiares.

Luciano Alt murió luego de ser embestido por un móvil policial.

Analía, madre de Luciano Alt, afirmó que los efectivos "están identificados y detenidos" pero que "uno sólo está imputado" por el hecho. Y entre lágrimas, dijo que vio a su hijito "todo reventado. Yo le di un beso y empezó a vomitar, le sangraba la nariz y los oídos". 

"Lo pisaron, pararon y siguieron", describió la mujer y destacó que los implicados en el siniestro "eran del Comando de San Martín", según le contaron. 

Analía, la madre del chico muerto.

Sobre este caso, la abogada Fernanda Herrera, aseguró que "la causa está caratulada como homicidio culposo con dolo eventual” y recién el miércoles se hará la pericia del accidente. Con ella se determinará a qué velocidad iban los agentes ya que uno de ellos declaró que circulaban a 60 kilómetros por hora y que circulaban a contramano. Como agravante, según trascendió, uno de ellos no tenía registro. 

“Los policías están aprendidos en la comisaría, alojados en Villa Bosch. Están muy mal, tomaron consciencia que fue un niño de 6 años

“Los policías están aprendidos en la comisaría, alojados en Villa Bosch. Están muy mal, tomaron consciencia que fue un niño de 6 años. A los policías se les practicará un test de alcoholemia, los dos están detenidos. Pero no hay fechas de pericias aún", sostuvo en diálogo con el programa El Exprimidor, de radio Latina. 

La esquina del “accidente” donde murió el niño.

Los familiares del chico denuncian que el patrullero de la policía Bonaerense circulaba sin luces y a alta velocidad. El padre habló con TN y aseguró: “Últimamente la policía circula muy rápido por esa zona”. Además, quebrado, dijo: “Es un cobarde el que lo atropelló. Todavía tengo la torta de mi hijo en la heladera”.

EL MISMO BARRIO, OTRA MUERTE

El lunes 8 de febrero se vivió un hecho similar en el mismo barrio. Beatriz Sanfelia, de 82 años, estaba caminando junto a su nieta de 10 años por el cruce de Pueyrredón y Chivilcoy cuando fue atropellada por un patrullero. Por el fuerte impacto, la señora falleció en el acto.

Daniel, uno de los cuatro hijos de la mujer, reclamó justicia por su muerte.

Daniel, hijo de la víctima, confirmó que los Policías “están aprehendidos” y reclamó conocer la identidad de ambos efectivos. “Los mismos que mataron a mi mamá hicieron la pericia”, denunció. 

 

Según contaron vecinos del barrio que presenciaron el hecho, un patrullero tomó de contramano la calle Pueyrredón al 1700, chocó a un camión, se subió a la vereda y embistió a una mujer de 82 años. La mujer murió a raíz del fuerte impacto.

Todas son muertes de inocentes, que estuvieron en el lugar momento equivocado y ahora sus familiares reclaman justicia por ellos.