Menu Big Bang! News
Policiales Desgarrador

El adiós de Montañita: “Amiguitas, nos vemos a la vuelta”

Las amigas se separaron en Cuenca, Ecuador, sólo tres semanas antes de que la policía ecuatoriana encontrara los cuerpos de Marina y María José en Montañita.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Marina Menegazzo y María José Coni dejaron el 10 de enero su Mendoza natal para embarcarse junto a dos amigas, Sofía Sarmiento y Agostina Cano Porras, en el que sería el último viaje de sus vidas. Las “mochileras” recorrieron juntas Chile, Perú y Ecuador, pero el destino torció el desenlace de la aventura.

 

Asi nos despedimos Buen retorno amiguitas!!! Nos vemos a la vuelta para comer todo lo que nos falto y planear el proximo destino. Las quieroooo ♥

Una foto publicada por Maria Jose Coni (@mariajose.coni) el

Sofía y Agostina volvieron dos semanas antes para rendir en la facultad y el grupo se despidió en la ciudad de Cuenca, a 366 kilómetros de Montañita, la ciudad en la que fueron hallados sin vida los cuerpos de Marina y María José.

 

La risa, el lenguaje del alma.

Una foto publicada por MARINA MENEGAZZO (@marina.menegazzo) el

Las últimas horas que pudieron compartir tuvieron lugar en la ciudad andina de Cuenca, la tercera más grande del país. Allí, después de jugar al “Twister” en un hostel local, Sofía y Agostina emprendieron el 10 de febrero su regreso a Mendoza.

“¡Así nos despedimos! Buen retorno amiguitas

 

Power rangers ��

Una foto publicada por MARINA MENEGAZZO (@marina.menegazzo) el

¡Así nos despedimos! Buen retorno amiguitas. Nos vemos a la vuelta para comer todo lo que nos faltó y planear el próximo destino. Las quiero”, fueron las emotivas palabras que les dedicó María José, sólo tres semanas antes de encontrar la muerte en el país vecino.

 

Extrañitis a mis compañeritas de viaje ❣

Una foto publicada por MARINA MENEGAZZO (@marina.menegazzo) el

El viaje de Marina y María José continuaría en Montañita, ciudad que habían conocido las cuatro durante la última semana de enero. Luego, el mismo sábado en el que fue hallado el cuerpo de Marina, iban a emprender su regreso. Primero hacia Perú, luego en avión a Chile para finalmente tomar el micro rumbo a Mendoza, que jamás pudieron alcanzar.