Menu Big Bang! News
Policiales Motochorros en Palermo

El dramático relato de una joven recién asaltada

El momento que viven millones de argentinos todos los días, registrado en vivo por BigBang: una joven de 25 años denunciaba frente a dos agentes de la policía que acababa de ser asaltada en pleno barrio de Palermo. Mirá su testimonio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Iba caminando y pasó una moto con un hombre y una mujer y me arrancaron la cartera con todas mis pertenencias, en pleno Palermo Hollywood”, relató consternada la víctima a BigBang, que no quiso dar su nombre “por seguridad”.

Como cada vez que alguien sufre un robo, la primera pregunta que surge es dónde estaba la policía. “Justo que yo me iba para la otra esquina, el policía venía para esta. Cuando yo empecé a gritar ´policía`, no vino nadie”, contó la joven asaltada, que luego se encontró con dos agentes policiales que se limitaron a tomarle los datos y pedirle que se “acerque a la comisaría”.

La víctima, de 25 años, todavía consternada por el robo.

“La verdad no me dieron ninguna solución, porque yo ahora estoy sin plata, me robaron todo, y me tengo que ir a la comisaría de Cabildo caminando”.

Todavía en shock, la víctima se expresó a favor de la justicia ciudadana al asegurar que “en Palermo y en todos los barrios que te puedas imaginar hay que actuar con mano propia, porque esperar algo de alguien no sirve para nada”.

Luego fue muy dura con la fuerza de seguridad al asegurar que “la policía no sirve absolutamente para nada” porque “siempre en caso de que” le pasó algo, “nunca” contó “con el acto policial”.

Su mensaje para los dirigentes políticos fue “mucho ruido y pocas nueces” y pidió “que se pongan un poco más las pilas” porque “la verdad que es todo una porquería”.

A la hora de buscar una solución, pidió “gente con más actitud y gente que realmente se la juegue, no gente que no haga nada”.

“Estoy muy nerviosa, estoy sacada. Imaginate que me robaron la cartera con todas mis pertenencias. Tenía documento, todo. Hasta mi tarjeta sube, con lo que yo trabajo, con lo que yo me muevo”,  agregó, y dijo, también, que debía irse “a la comisaría caminando” porque “ni siquiera llamaron a un móvil”.