Menu Big Bang! News
Policiales Triple Crimen

El informe "Morsa" que complicó al FpV: qué sabía Martín Lanatta

La información que pueda aportar Martín Lanatta, uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez, es una de las llaves del caso. Su fuga, le aporta más incertidumbre a una cauas que desde 2008 tiene poca claridad.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la memoria de muchos quedarán las palabras de Martín Lanatta en agosto pasado, cuando relacionó al entonces jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con el triple crimen de General Rodríguez. Se trata de uno de los hombres clave para entender el homicidio de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, ocurrido en 2008.

La fuga de uno de los hombres clave para comprender el detrás de escena de la “mafia de la efedrina” aún no tiene demasiadas explicaciones. El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, le aportó aún más incertidumbre, al decir que “es difícil fugarse de un penal sin que nadie de adentro ayude”.

El informe de Jorge Lanata que complicó la campaña del kirchnerismo:

La duda es amplia: ¿qué sabe Lanatta? Estaba preso en el penal de General Alvear ya que la Justicia lo consideró el responsable material de la muerte de Bina, Forza y Ferrón. En la casa de su hermano Christian, en el partido bonaerense de Quilmes, estuvieron cautivos los tres hombres que luego aparecieron acribillados a un costado de la ruta 6.

La fuga de Lanatta y su hermano en el marco de la causa, así como también de Víctor Schillaci, condenado por ser “partícipe necesario” en la muerte de los tres hombres vinculados al negocio de la efedrina es más que grave. La información que puedan aportar, en una causa donde no hay responsables intelectuales detenidos, es clave para aportar algo de claridad al caso.

El Triple Crimen de General Rodríguez, con la efedrina como eje, ocurrió en agosto de 2008.

Lanatta, un ex policía con una condena a prisión perpetua, acusó a Aníbal Fernández de ser el “autor intelectual” del triple crimen de General Rodríguez. Lo confesó en el programa Periodismo para Todos, en agosto pasado, en medio de la campaña electoral en la provincia de Buenos Aires donde Fernández se postulaba como candidato.

Incluso, dijo que retiró dinero por la venta de la efedrina y lo llevó desde un departamento de narcos mexicanos hacia el domicilio del ex jefe de Gabinete. “Eran dos millones de dólares, la segunda vez llevamos tres millones. No hablé en el juicio por la magnitud del caso y por el tipo que está enfrente”, indicó Lanatta en esa entrevista.

Martín Lanatta es una de las piezas fundamentales y podría aportar aún más información.

De todos modos, en el juicio que tuvo su fallo en diciembre de 2012, el autor intelectual considerado responsable es el empresario Ibar Esteban Pérez Corradi, quien se encuentra prófugo de la Justicia y tiene pedido de extradición en los Estados Unidos. La hipótesis judicial era que Pérez Corradi se “vengó” de Bina, Forza y Ferrón porque quisieron hacer un negocio con efedrina con narcotraficantes mexicanos, pasándolo por encima.

UNA MISMA PREGUNTA, MUCHOS INTERROGANTES

¿Qué sabe Lanatta? Esa es la pregunta que muchos se hacen por estas horas. En su momento dijo haber tenido vínculo con Andrés Meiszner en el RENAR, un hombre de confianza del ex jefe de Gabinete, hijo de José Luis, ex presidente de la Conmebol, la AFA y Quilmes, además de tener una excelente relación con Fernández.

En varias oportunidades Aníbal Fernádnez se desligó de la acusación que le hizo Lanatta.

Por eso, no descartan que Lanatta pudiera tener datos sobre la AFA, la FIFA y hasta los Kirchner.

Otra de las versiones sería que Lanatta tiene aún más información sobre el negocio ilegal de la efedrina en la Argentina y sus vinculaciones, los otros nexos políticos y hasta empresariales. Por ahora, la urgencia pasa por conocer su paradero y luego tratar de desenmarañar el caos de una causa que desde 2008 se mantiene en plena oscuridad.