Menu Big Bang! News
Policiales Giro en la causa

El peor final en Ostende: sospechan de que a Benjamín lo podría haber matado su mamá

Hay testimonios que favorecen la coartada de Leonardo Aguilera, quien habría sido acusado por Claudia Ayala. Cuando le preguntaron por su hijo le dijo a una vecina que lo había “regalado”. El hombre fue excarcelado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un vecino de Leonardo Aguilera, el padre de Benjamín, el nene de dos años asesinado en Ostende, dijo que cuando podría haber ocurrido el homicidio él no estaba en la zona de Pinamar. Gracias a ese y otros testimonios, Aguilera fue dejado en libertad.

De esta forma se complica la situación de la madre del menor, Claudia Ayala, quien sigue detenida como la principal sospechosa del homicidio de su hijo.

El titular de la fiscalía descentralizada de Pinamar, Juan Pablo Calderón, reclamará al juez de garantías que convierta en detención la aprehensión de la mujer, a la que indagará en las próximas horas por el delito de "homicidio calificado por el vínculo", que prevé la pena de prisión perpetua.

Según informó el sitio Pinamar Diario, un vecino de Aguilera, llamado Alberto Márquez dijo que el dia viernes llevó a la ciudad de Maipú al padre de Benjamin y aseguró que “ese día viajó junto con el hombre y tres de sus hijos a esa ciudad y que lo trajo de vuelta a Pinamar el lunes por la mañana cuando ya se había encontrado el cuerpo del pequeño asesinado”.

El comisario Carlos Grosso, jefe distrital de Pinamar, dijo esta mañana que “el progenitor fue aprehendido y demorado a disposición de la Justicia lo que no implica que haya sido el autor del hecho él u otras personas. No se cierra ahí la investigación”.

Cuando declaró ante el fiscal de la causa, la madre de Benjamín, Claudia Ayala, habría acusado a Aguilera de ser el autor del homicidio. Sin embargo, habría un testimonio de un vecino de la mujer quien declaró que cuando le preguntó a Acuña por Benjamín, le contestó: “Regalé a mi hijo. No me acuerdo a quién".

Ayala quedó detenida en la noche del lunes luego de haber incurrido en varias contradicciones cuando declaró ante el fiscal Juan Pablo Calderón. En un principio se había dicho que Benjamín habría sido asesinado porque no paraba de llorar cuando estaba en un auto junto a los padres.

Otra versión sostiene que Ayala habría dicho que Aguilera mató a Benjamín porque es alcohóico y lo habría matado en medio de una discusión. Tras ese testimonio, el fiscal había pedido la aprensión de Aguilera.

Pero en la causa declararon varios testigos que ratificaron la coartada de Aguilera: que se encontraba en la localidad de Maipú cuando se había cometido el crimen de Benjamín y cuando fue encontrado el cuerpo.

Un vecino de Ostende fue quien encontró el cuerpo del pequeño en un terreno descampado de esa localidad. A la policía le llamó la atención que no se hubiera hecho una denuncia por la desaparición del niño, un dato que llevó las sospechas hacia los padres de la criatura.