Menu Big Bang! News
Policiales INSEGURIDAD

En ocho de cada diez robos a countries hay un entregador

Los barrios privados dejaron de ser un lugar seguro hace tiempo: todas las semanas roban un country. El rol del entregador y la seguridad privada, bajo la lupa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El enemigo está cerca. Más cerca de lo que se cree. Eso pareciera ser una verdad irrefutable en los countries bonaerenses. Según las estadísticas de la Federación Argentina de Clubes de Campo, ocho de cada diez robos fueron cometidos gracias a un entregador que conoce todos los movimientos del country. En el 60% de los casos, de acuerdo con ese informe, se da la complicidad de los guardias de seguridad. En lo que va del año hubo un robo por semana bajo esta modalidad.

En la mayoría de los casos, los ladrones cuentan con la ayuda de alguien que trabaja en los barrios privados.

Cuando cualquier encuestadora hace un sondeo para saber cuáles son las principales preocupaciones de los argentinos, siempre aparece la seguridad. En ese contexto, de un tiempo a esta parte, se instaló la idea de que los countries son la mejor opción para protegerse de ese fantasma que persigue principalmente a los habitantes de la Capital y el Gran Buenos Aires. Sin embargo, las estadísticas parecen contradecir la creencia, sobre todo si se toman en cuenta los números del último año. 

La seguridad de los countries, bajo la lupa. Sospechan que siempre hay un entregador interno.

La banda de “Los Topos”

Conocidos así por cavar pequeños túneles para atravesar por debajo de los alambrados perimetrales del country San Diego, los delincuentes lograron burlar las medidas de seguridad de uno de los barrios cerrados más exclusivos, llevándose un botín de 170 mil pesos de una casa sin disparar un sólo tiro. “Estamos convencidos de que en el hecho actuaron entregadores”, dijo una fuente policial.

Una de las casas del country San Diego, donde actuó la banda de “Los topos”. Se llevaron 170 mil pesos.

El robo tuvo lugar a las 3 de la mañana del 8 de septiembre pasado, cuando los tres asaltantes sorprendieron al matrimonio de un empresario y su esposa ingresando por una ventana mal cerrada.

El hecho de entrar y salir sin alertar a los vigiladores privados, sumado a que tenían todo el plan muy bien estudiado, hace pensar en la presencia de un “entregador”, algo que se repite frecuentemente en este tipo de casos.

Estancias del Pilar

A las cinco de la mañana del 4 de junio un grupo de delincuentes cortó el alambrado perimetral y sorprendió a los golpes a un hombre que se encontraba durmiendo.

“Estancias del Pilar”, otro de los countries víctimas de la inseguridad. Se llevaron joyas y dinero.

Sin embargo, la víctima se resistió y se produjo un forcejeo con los malvivientes, que desaparecieron sin dejar rastros con dinero, joyas y algunos electrodomésticos.

Lagartos

Otro caso que tuvo mucha repercusión en los medios fue el que tuvo lugar en febrero de 2014, cuando cinco casas del country Los Lagartos de Pilar fueron desvalijadas.

Más de 15 móviles policiales y hasta el mismísimo Grupo Halcón se movilizaron al lugar, buscando a los delincuentes casa por casa.

Miguel Ángel Toma era vecino del country Los Lagartos cuando robaron cinco casas. 

Las sospechas apuntaban a establecer si los ladrones habían ingresado al country con normalidad, habiendo alquilado previamente una de casas del barrio cerrado. Y, al igual que en el caso de San Diego, no descartaron que pudieran haber contado con cómplices desde el interior.

El Carmel

Famoso por haber sido el country donde mataron a María Marta García Belsunce, El Carmel también fue víctima de la delincuencia.

En noviembre del año pasado, dos ladrones sorprendieron a una mujer que llegaba el lugar para visitar a su hija y entraron a la casa con ella.

El country donde mataron a García Belsunce también sufrió hechos delictivos.

Tras sustraer dinero y objetos de valor, los ladrones habrían escapado por la puerta principal del country, lo que llamó la atención de los investigadores.

Altos del Carmen

En noviembre de 2014, la casa de un empresario automotriz fue la elegida por un grupo de delincuentes para dar el golpe. Los malvivientes se alzaron con 100 mil pesos y escaparon por la puerta principal del country luego de maniatar a los vigiladores y desactivar los botones antipánico.

Para robar en “Altos del Carmen” redujeron a los vigiladores y tomaron sus uniformes.

La banda fue perseguida por la policía, pero finalmente lograron huir tras tirotearse con los efectivos en la zona de La Matanza.

En Rosario

Claro que la delincuencia, y en particular el asalto a los countries, no es propiedad exclusiva del Gran Buenos Aires. El club de golf y country La Carolina, en las afueras de Rosario, también fue target de delincuentes. En noviembre de 2014, al menos cuatro ladrones accedieron al predio tras deshacerse de los guardias de seguridad y disfrazarse con sus uniformes.

Las cámaras y otras medidas de seguridad parecen ser insuficientes. 

Esto les permitió que les blanquearan el acceso a dos viviendas, donde, luego de encerrar a sus dueños en el baño se retiraron con dinero en efectivo, electrodomésticos y un auto de las víctimas. En definitiva, sólo algunas muestras de cómo la inseguridad ha golpeado la puerta de los countries en los últimos tiempos.

Lugares que hasta no hace mucho parecían fortalezas inexpugnables y garantías de paz y bienestar. Y que hoy, habida cuenta de las últimas estadísticas, se muestran tan débiles como el barrio más humilde.