Menu Big Bang! News
Policiales

Extraño relato sobre la muerte del rugbier: el padre de la acusada habla de "accidente"

El papá de la joven detenida aseguró que su hija no es "ninguna asesina" y que ella "nunca tuvo la intención de matarlo".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la madrugada del sábado 9, a la salida del bar mendocino Mona, Genaro Fortunato perdió la vida luego de que su novia, Julieta Silva, lo atropellara con su auto dos veces. Aunque la Justicia imputó a la joven por doble homicidio agravado por el vínculo de pareja y alevosía, lo cierto es que ahora su familia contó una versión totalmente distinta de lo que ocurrió esa noche.

Genaro Fortunato falleció el sábado pasado, luego de haber sido pisado con el auto por su novia.

Julieta y Genaro estaban de novios desde hacía 3 meses, y ese sábado, habían salido para divertirse un rato. Sin embargo, según cree, Andrea Rossi, la fiscal que invetiga el caso, un mensaje de texto habría desencadenado el enojo de Silva, quien tras discutir con su pareja, terminó pasándolo por encima dos veces.

"Es consciente de lo que hizo", declaró la mujer ante los medios, y además, aseguró que tiene varias pruebas que comprueban que Julieta sabía lo que hacía mientras manejaba su Fiat Idea.

Silva está detenida en el penal de San Rafael desde el lunes.

A pesar de que la joven está detenida hace cuatro días en el penal de San Rafael, lo cierto es que ahora su familia salió a hablar para explicar que el hecho fue accidental. “Julieta y Genaro no pelearon en el bar, él tuvo un problema con dos hombres, porque era muy celoso y por eso salieron del local", explicó Andrés Silva, el papá de Julieta.

“Genaro subió al auto, ya que él conducía porque mi hija no tenía anteojos y de noche no ve bien”, explicó el hombre, y luego aseguró que Fortunato se bajó del auto para encontrarse con quienes se había peleado adentro, y que en ese momento, Silva se pasó al volante. 

La familia de Silva sostiene que la joven lo atropelló accidentalmente.

"Julieta se cansa de la situación y se va porque él estaba acostumbrado a pelearse por si la miraban o le decían cosas. Cuando hace cien metros, no sólo se da cuenta que tenía el celular de Genaro, sino además piensa que le podían estar pegando, por lo que vuelve. Va mirando hacia el costado para ubicarlo y no ve que estaba tendido sobre la calle, no lo ve”, confirmó en diálogo con Diario San Rafael.

Del mismo modo, Andrés aseguró que su hija "no es ninguna persona violenta" y que está seguro de que su hija "no quiso matar a Genaro".

Silva declaró que no vio a su novio en el piso.

Los dichos del padre se basan en el relato de Julieta, con quien él se pudo comunicar telefónicamente. "Ella es una persona trabajadora que había conocido a este chico, con el que estaba empezando una relación, no estoy para nada de acuerdo con lo que dice la fiscal", disparó en el final.