Menu Big Bang! News
Policiales Crimen político

Giro en la causa: detienen al intendente de La Calera por la muerte de su mujer

Diego Lorenzetti fue detenido anoche, cuando regresaba de una marcha en reclamo de justicia por el asesinato de su mujer. El funcionario siempre definió el caso como un “crimen politico” y ahora la justicia lo investiga a él.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lloró, rogó por justicia, se sumó a las marchas, se indignó y aseguró que la habían matado a su mujer por sus vinculaciones políticas. La muerte de Romina Aguilar, la esposa de Diego Lorenzetti, el intendente de La Calera, un pueblo ubicado al noroeste de San Luis, quedó envuelta de dudas y movilizó a toda la provincia. Las hipótesis giraban entre la sospecha de que se trató de un homicidio por encargo, con tintes políticos, o bien por deudas de juego. Y ahora se analiza que se trate de un crimen pasional.

Diego Lorenzetti habló con los medios, y reclamaba justicia.

El intendente de La Calera, Diego Lorenzetti, lejos del papel de viudo sufrido quedó detenido anoche imputado por el crimen de su esposa ocurrido el 30 de enero en la puerta de su casa. La jueza penal Virginia Palacios, había indagado a un jockey apodado “el brasileño” quien confesó su participación en el hecho. 

En cada una de las entrevistas que brindó a los medios, el intendente sostuvo que había sido amenazado y lo vinculó con el crimen. “Es un crimen político”, lo definió Lorenzetti.

De detención de Lorenzetti, intendente de una comunidad de 600 habitantes ubicada a 70 kilómetros de San Luis, causó sorpresa pues regresaba a su casa luego de participar de una marcha con vecinos de la Calera para pedir por el esclarecimiento del asesinato.

Romina Aguilar, murió de dos disparos cometidos con un arma 45 milímetros a las 7 de la mañana cuando salía de su propia casa un sábado para ir a tomar clases y completar sus estudios secundarios.

Según las declaraciones de una vecina, dos hombres en una moto escapaban del lugar y uno de ellos era Ediverto De Oliveira Pereyra. Este confesó ante la jueza que había participado del hecho y dio más detalles que no se difundieron pero que derivaron en la detención del intendente.

Yohana Aguilar, hermana de la víctima, declaro ante los medios que su cuñado, Lorenzetti “no tiene nada que ver con el crimen” pero será cuestión de que la justicia termine de verificar y analizar distintas pruebas para dar con la verdad.