Menu Big Bang! News
Policiales El crimen de las mochileras

Habla la dueña del hostel: “Estoy tranquila, esto ya se va a esclarecer”

Cecilia Bel, la dueña del hotel en el que se hospedaron las dos argentinas asesinadas en Montañita, le transmitió tranquilidad a sus vecinos: “La Policía me hizo algunas preguntas”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cecilia Bel, la dueña del hostel JN en el que se hospedaron las dos argentinas asesinadas en Montañita, fue una de las primeras en ser llamada a declarar por la Policía local luego del hallazgo de los cuerpos a pocas cuadras del lugar. “Estoy tranquila, esto ya se va a esclarecer”, transmitió la mujer a sus vecinos de la ciudad balnearia ecuatoriana.

Las argentinas se hospedaron en el hostel JN de la ciudad de Montañita.

Nelly Vázquez, dueña del hotel La Casa Di Nona Lala, ubicado a sólo diez metros del JN, dialogó en exclusiva con BigBang y desestimó la versión de los familiares de las víctimas, quienes aseguraron que la mujer permanecía detenida.

“Los que estamos preocupados somos los comerciantes, porque queremos cuidar al turismo. Pero la ciudad está como si nada hubiera pasado

María José y Mariana fueron encontradas muertas el fin de semana en Ecuador.

“Cecilia está tranquila, no está demorada. Anoche hablé con ella y me dijo que la Policía le había hecho algunas preguntas, pero que confiaba en que todo se iba a esclarecer pronto”, advirtió la comerciante.

Según Vázquez, la comunidad de Montañita está “consternada” por el crimen, aunque las actividades siguieron “como si nada”. “Los que estamos preocupados somos los comerciantes, porque queremos cuidar al turismo. Pero la ciudad está como si nada hubiera pasado”, reconoció.

“Un grupo de argentinos que se hospedaba aquí tuvo trato y me dijeron que eran muy tranquilas

Aunque Vázquez se encontraba en la ciudad de Guayaquil cuando los cuerpos fueron encontrados, la hotelera aseguró: “No las conocí, porque estoy siempre adentro de mi hostel. Pero un grupo de argentinos que se hospedaba aquí tuvo trato y me dijeron que eran muy tranquilas. Lo que aquí se dice es que fueron a una fiesta y que de allí se fueron con los hombres detenidos, ese es el rumor”.