Menu Big Bang! News
Policiales Novedad judicial

Habló el viudo de Nora Dalmasso: "Vuelvo a recorrer el infierno"

El fiscal acusó a Marcelo Macarrón del homicidio, ocurrido el 26 de noviembre de 2005. Su abogado dice que la acusación es un disparate. La coartada y las sospechas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Marcelo Macarrón, el viudo de Nora Dalmasso, acusado el viernes último de ser el autor del crimen de su mujer, se presentó esta mañana en los Tribunales de Río Cuarto acompañado por su abogado, Marcelo Brito.

"Siento que vuelvo a recorrer el infierno. Primero fue el crimen de mi mujer, después la imputación a mi hijo. Ahora esto", dijo Macarrón en un breve diálogo telefónico con BigBang. 

El abogado dijo que el fiscal Daniel Miralles “se equivoca de cabo a rabo” al imputar al viudo, a partir del hallazgo de rastros géneticos de ADN en el cuerpo de la mujer.

Consideró “rayano con lo increíble” que se utilice para acusar a Macarrón una prueba genética que, “científicamente fue rebatida por otra prueba”.

Enfatizó que en la evidencia del crimen “hay otros tres perfiles genéticos completos que no pertenecen a Macarrón y que no han sido objeto de indagación”. 

"Todo esto es un disparate, no lo puedo creer. No he visto algo asi en todos mis años de abogado. Marcelo y sus hijos están destrozados", dijo el abogado en diálogo con BigBang.

"Estamos sorprendidos, no creo que sólo sea un grosero error simplemente. Esto lleva a que el caso quede impune para siempre", aseguró el abogado.

Brito también aludió a las escuchas enviadas por la Justicia Federal al fiscal del caso y adelantó que va a pedir “que se le tome declaración al famoso Larcher y a todos los agentes de la ex-Side  que dicen que seguían la marcha del procedimiento con determinado interés”.

“Aún en esa prueba, no hay ningún elemento probatorio en contra de Marcelo Macarrón”, enfatizó.

Nora Dalmasso fue asesinada en su casa de Río Cuarto.

Marcelo Macarrón compareció en representación de Facundo y Valentina, sus hijos, quienes renunciaron como querellantes particulares en la causa. 

El viudo fue citado a declarar como acusado el próximo lunes 28. Hasta ahora Macarrón tenía una coartada sólida: durante el fin de semana del homicidio de su esposa estaba en Punta del Este, jugando un torneo de golf.