Menu Big Bang! News
Policiales Masacre en EL Palomar

Hallan a Mía en Junín y detienen al acusado del doble crimen

La nena de cinco años era buscada intensamente. Estaba con “El carnicero” en Junín, a punto de tomar un micro. “Es mi hija”, dijo el acusado. El hombre fue detenido por el doble crimen de la madre y el hermanito de Mía.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Es mi hija”, dijo el hombre que tenía a Mía cuando lo detuvieron a metros de la terminal de micros de Junín. Se trata del hombre que secuestró a la hija de Sabrina Martín y hermana de Ian, de 3 años, quienes fueron asesinados a puñaladas. Se lo identificó como Enrique Alcaraz y, según testigos, buscaba trabajo en la zona hasta que decidió comprar un pasaje para huir con la niña. Es el principal acusado de cometer el doble crimen en El Palomar.

Enrique Alcaráz, el hombre detenido por el doble crimen y el secuestro de la menor.

“Estaba obsesionado con la nena, vamos a investigar si le hizo algo”, dijo una fuente policial.

Mía tiene 5 años y apareció en Junín sana y salva.

“Es mi hija, no es la nena que están buscando. 

Intensa búsqueda

Mía era buscada por más de 500 policías, amigos, familiares y vecinos. Se realizó una campaña de difusión de la imagen de la menor y gracias a eso un colectivero la reconoció. Según trascendió, el chofer llamó de inmediato al 911 y se acercaron a la zona. 

Sabrina y Mía, una de las últimas imágenes de la mamá y la hija. 

Una vecina comentó a los medios que el hombre apodado “el carnicero” se encontraba en la terminal de micros pidiendo monedas para comprarse un pasaje y seguir escapando. La policía aseguró que tenía muy mal aspecto pero que la nena estaba con ropa limpia y en buen estado de salud.

El doble crimen causó conmoción en todo el país.

Exactamente en la calle Falucho, a metros de la terminal, un patrullero lo interceptó y los policías resguardaron a la menor. Las primeras informaciones que trascendieron que Mía estaba sana y salva y que lo primero que dijo era que “tenía hambre”. 

EL DOLOR DE LOS FAMILIARES

La buena noticia aliva el dolor del doble asesinado, de la madre y el hermano de Mía. “Cuando veías a Sabrina, siempre te atendía con una sonrisa y Ian con su vocecita, era un nene tan bueno. Mía que siempre quería jugar, pero estas últimas semanas ella estaba feliz, y lo demostraba. Emanuel, la nueva pareja, la hizo feliz”, contó con pesar Romina Antonella, amiga cercana de la familia de Sabrina.