Menu Big Bang! News
Policiales Hay un sospechoso

Horror en El Palomar: dramática búsqueda de la hija de la víctima

La niña de seis años, hija de la mujer asesinada junto a su pequeño hijo, sigue sin aparecer. La buscan en todo el país. BigBang repasa sus últimos recuerdos, sus fotos y cómo era el vínculo con su madre.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mía tiene 6 años y se encontraba en la casa ubicada en Murillo al 400, en la localidad El Palomar. Allí el lunes por la madrugada fueron encontrados su madre, Sabrina Soledad Martín, de 24 años, junto a su otro hijo, de 3. Ambos habían sido asesinados a puñaladas. Sobre la nena no se sabe nada. La buscan intensamente en todo el país.

Los familiares de la víctima contaron a los medios que Sabrina era muy conocida en la zona, y tenía muchos amigos y era muy solidaria, por lo que creen que Mía en caso de huir por temor pudo haberse refugiado en alguna casa. Pero hasta ahora no la encontraron.

Madre e hija. La última participación de Mía en una obra de su escuela.

El amor de madre se nota en cada publicación de Sabrina. Los elogiaba, repasaba sus travesuras y subía fotos de los nenes. 

DESESPERADA BÚSQUEDA

Fuentes policiales y judiciales aseguraron que durante la madrugada se realizaron rastrillajes en estaciones de servicio y hospitales donde Mía pudo haberse refugiado para pasar la noche, pero los resultados fueron negativos.

“Tiene que aparece Mía, por favor, ayuden todos. Necesitamos encontrarla”, rogó una de sus tías. 

“Tiene que aparecer. Necesitamos encontrarla.

Los investigadores están abocados a encontrar a Mía debido a que se presume que pudo haber sido llevada por la fuerza por el doble homicida. Luego, ampliaron la búsqueda durante la madrugada en hospitales, estaciones de servicio, centros comunitarios, clubes barriales, aunque sin resultados positivos.

PRINCIPAL SOSPECHOSO 

En la cuenta de Facebook de Sabrina se encontraron imágenes donde aparece el sospechoso.

La fiscal ordenó esta mañana a los detectives de la Policía Bonaerense la búsqueda casa por casa en el barrio donde vivía la mujer, y el análisis de las cámaras de seguridad municipales que se encuentran ubicadas a pocas cuadras de la casa de las víctimas. Consideran que Hugo F., una ex pareja de Sabrina, tiene relación con el caso. 

Mía había abandonado en otra oportunidad la casa y ahora se cree que está retenida.

También fueron secuestradas cámaras de seguridad en las estaciones de tren cercanas al lugar, entre ellas la de la estación Haedo del ferrocarril Sarmiento, ante la sospecha que en ellas pueda observarse a la niña con la persona que se la pudo haber llevado.

Otra imagen, de hace unos años, cuando Mía era aún más pequeña.

Si bien los familiares de las víctimas contaron que Mía ya había abandonado la casa de su madre en alguna oportunidad por algunas horas tras haber sido puesta en penitencia, los investigadores están convencidos que la niña no pudo haberse escapado sola de la casa y que, en todo caso, está retenida por la fuerza por otra persona.

Sabrina y sus hijos en la casa de un familiar. 

Además, en base a lo investigado por la policía, la fiscal Corfield cree que el agresor era alguien conocido por las víctimas, ya que ninguno de los accesos a la vivienda fueron violentados, y la sospecha es que la mujer degollada le abrió la puerta a quien luego fue su asesino y el de su hijo.

Mía y su hermano en una salida familiar a los juegos. 

Por otra parte, durante la jornada de ayer la fiscal le tomó declaración testimonial a la actual pareja de la mujer asesinada, Emanuel Lukezic (21), quien fue la persona que encontró los cadáveres y llamó al 911.

Emanuel Lukezic fue quién encontró los cuerpo y llamó a la Policía.

También interrogó al padre biológico de sus hijos y a un muchacho con el que la víctima mantuvo una relación anterior, pero ninguno de ellos quedó vinculado como sospechoso en el marco de la causa. 

Una fuente de la investigación dijo que el cuchillo con el que se cometieron los asesinatos no fue encontrada en la escena y que a simple vista tampoco se registraron objetos faltantes. Hasta ahora, el paradero de la nena es un enigma.