Menu Big Bang! News
Policiales

Horror: investigan a un hombre que dejaba que abusen de sus hijas por asado y vino

Uno de los condenados por las violaciones fue quien despertó las sospechas sobre el padre de las niñas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La justicia ordenó hoy investigar a un hombre oriundo del departamento de Sarmiento, en San Juan, porque supone que habría entregado a sus tres hijas para ser abusadas por sus amigos, a cambio de alimentos y bebidas.

La sospecha quedó expuesta en los últimos días, después de que Ramón Sixto Videla fuera condenado a 10 años de prisión por la violación y corrupción de una niña de 8 años, y allí asegurara ante el juez que el padre de la chica había sido quien le habría ofrecido llevar a cabo los abusos.

Los abusos sexuales se cometían en el barrio de Sarmiento, en San Juan.

Las dudas sobre el círculo íntimo de la víctima surgieron entonces de las declaraciones que hizo el primer sospechoso, quien para defenderse, aseguró que frecuentaba la casa donde vivía la menor y que el propio jefe de hogar entregaba a sus tres hijas, todas menores, para que sus amigos tuvieran sexo con ellas a cambio de vino y asado.

Aunque el intento de defensa del condenado no funcionó, por varios dichos y pruebas que lo incriminaron como autor de los abusos que sufrió la niña de 8 años, sus comentarios sirvieron para que el juez, Ernesto Kerman, ordenara investigar al padre de las niñas como posible facilitador.

El sospechoso es padre de tres niñas,una de 15 años, otra de 12 y la menor, por la que se inició el juicio, que ahora tiene 10.

El juez Ernesto Kerman  determinó investigar al padre de las niñas.

Según pudo saberse en tribunales, la niña de 8 años abusada le había contado a sus maestras lo que le pasaba, porque las docentes notaron que se orinaba, lloraba y se negaba a irse de la escuela.

El abuso de la menor se descubrió el 20 de noviembre de 2015, cuando Videla llegó a la escuela de la nena a buscarla, y la pequeña no quiso ir con él, porque según le dijo a las docentes, le "hacía cochinadas".

Ramón Videla fue condenado a 10 años de prisión por los abusados cometidos contra una menor.

Las maestras de la institución fueron quienes hicieron la denuncia, y meses después, la niña detalló en Cámara Gesell que las violaciones habían comenzado en la Navidad del 2014.

Por el hecho, quedó como segundo sospechoso el papá de las chicas, y la justicia tendrá que investigar a la madre para determinar si era cómplice del accionar.