Menu Big Bang! News
Policiales Juicio oral

Juez "justiciero", testigo clave contra tres agentes de la Metropolitana

Tres agentes fueron procesados por apremios ilegales por haber atacado a golpes a un indigente. Un juez de la Ciudad los filmó con su celular y fue el principal testigo del caso.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se trata de un caso atípico porque el principal testigo es un magistrado de la Justicia de la ciudad, que además presentó una de la pruebas más importantes contra los imputados: una filmación realizada con su teléfono celular.

El juez en cuestión es Víctor Rodolfo Trionfetti, titular de un juzgado en lo contencioso administrativo de la ciudad, cargo al que accedió por concurso hace un par de años, luego de haberse desempeñado como secretario letrado del Superior Tribunal de Justicia de la ciudad.

Y los imputados son que tres integrantes de la Policía Metropolitana, quienes deberán afrontar un juicio oral y público por "apremios ilegales" contra una persona que estaba en condición indigente, luego de que la Cámar del Crimen confirmara los procesamientos.

El juez Trionfetti fue el testigo principal de la causa contra los agentes.

Los tres agentes de la fuerza de seguridad porteña están imputados por este delito, que prevé penas de hasta 6 años de prisión, luego de haber sido filmados por el juez Trinfetti cuando golpeaban a un hombre que dormía en una plaza porteña próxima al despacho del magistrado.

Los jueces de la Cámara del Crimen porteña rechazaron un "recurso extraordinario" presentado por la defensa de los policías metropolitanos Luciano Bernardo Gabriel Farina, Hugo Ricardo De Luca y Fernando Américo Melgarejo, quienes se encuentran procesados y con embargos de 50 mil pesos cada uno.

El hecho por el cual serán juzgado ocurrió el 13 de septiembre de 2011 a las 8.30 cuando Jonathan David Valiente dormía en la plazoleta de Cerrito, entre Córdoba y Viamonte, y los funcionarios policiales lo despertaron a golpes sin saber que un juez los filmaba con un teléfono celular.

Los tres agentes fueron procesados por apremios ilegales.

La víctima declaró que "cuando se colocaba las zapatillas para levantarse, uno de ellos lo golpeó en su ojo provocando que cayera al suelo. En esa ocasión, uno de esos agentes se tiró encima suyo, apoyando la rodilla en su pecho y comenzó a golpearlo con el puño en el rostro".

"Luego se acercaron dos más y entre los tres le pegaron patadas en todo el cuerpo. Tras ello lo dieron vuelta, lo pusieron boca abajo y continuaron con la golpiza", agregó la víctima.

Tras el ataque, los policías le iniciaron al hombre una causa penal por el presunto delito de "resistencia a la autoridad", en la que finalmente Valiente fue sobreseído.

Toda la secuencia de los "apremios ilegales" perpetrados por los policías metropolitanos fue filmada con un teléfono celular por el juez Trionfetti, quien se convirtió en el testigo central de la causa. El magistrado ratificó la denuncia por el ataque de los uniformados ante la Justicia y aportó las pruebas filmadas mediante su celular.

Los camaristas Marcelo Lucini, Mario Filozof y Luis Bunge Campos rechazaron un intento de los imputados por llegar hasta la Cámara Nacional de Casación Penal.

"Los argumentos que se exponen sólo evidencian la disconformidad de la parte impugnante con las cuestiones que obtuvieron respuesta en la decisión recurrida y que por lo tanto, al tratarse de una opinión diversa que no resulta novedosa, obsta a la admisibilidad del recurso en examen", fundamentaron los jueces.

Los camaristas removieron de este modo uno de los últimos obstáculos en el camino hacia el juicio oral y público, en el que los policías podrían ser condenados a penas de hasta 6 años de cárcel.