Menu Big Bang! News
Policiales búsqueda intensa

La Justicia apela a Interpol para encontrar al abogado Chueco

Además, el juez Casanello ordenó su captura nacional e internacional. La increíble trama de los agentes que lo vieron alcoholizado y no lo reconocieron. Crece el misterio sobre un hombre clave en la "ruta del dinero".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A medida que crece el misterio sobre su paradero, el Poder Judicial intensifica la búsqueda de Jorge Oscar Chueco. Mientras que el juez Casanello ordenó la inmediata captura nacional e internacional del abogado de Lázaro Báez, la Justicia de Misiones le pidió a Interpol Argentina que emita una "alerta azul" para recabar información.

Además, el jefe de la Policía de Misiones, Manuel Céspedes, admitió que la semana pasada un grupo de efectivos demoraron al letrado, pero lo liberaron porque no lo reconocieron.

El fiscal de Puerto Iguazú, Martín Britez, agregó que "un trabajador del volante vio a una persona de características similares cruzar el puente internacional que une Puerto Iguazú con la localidad brasileña de Foz de Iguazú".

"No descartamos ninguna hipótesis", incluida la de un posible suicidio, reconoció. "Se realizan rastrillajes en las zonas que son conocidas como las elegidas por las personas con intenciones de suicidarse en el área Cataratas".

alcohol y pastillas

El miércoles 13, alrededor de las 15, "personal del Parque Nacional lo encontró" en una pasarela de las cataratas de Iguazú. "Estaba descompensado por la ingesta de alcohol y algo más, un medicamento del tipo Rivotril", describió el fiscal. Chueco fue visto por última vez ese día.

El comisario Céspedes explicó que, para los uniformados, Chueco "era un ciudadano común" en Puerto Iguazú que "está llena de turistas de distintas partes del mundo". Además "no revestía condición de buscado por la justicia, ni nada".

"Fue examinado por el médico policial, no registrando lesiones visibles pero sí aliento alcohólico, en tanto que él manifestó haber consumido pastillas" ansiolíticas, aseguró el jefe policial.

persona de interés

Como el abogado "se conducía por sus propios medios, sin problemas en el movimiento ni de habla", lo trasladaron al hotel Saint George de Puerto Iguazú, de donde desapareció al día siguiente.

Chueco era apoderado de Helvetic Service Group SA, la empresa detrás de SGI, la financiera en donde se vio a allegados a Báez contando millones de dólares y euros.