Menu Big Bang! News
La casa del horror por dentro: secretos de un parricidio anunciado

Policiales Doble asesinato

La casa del horror por dentro: secretos de un parricidio anunciado

Los investigadores volvieron a inspeccionar la escena del crimen donde dos hermanastros novios mataron y descuartizaron a sus padres. Por qué el caso podría dar un giro impensado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La llaman la casa del horror. Queda en la calle Sarratea al 2700, en Pilar. Adentro ocurrió una matanza cometida a sangre fría: el doble crimen de un matrimonio. Nerviosa, recordando el olor y la sensación de limpiar la sangre de su propio padre y la de su madrastra, Karen Klein (22 años) relató ante la Justicia que su hermanastro y novio, Leandro Acosta (25), la obligó a colaborar en la escena del crimen.

El fiscal volvió a recorrer la casa donde ocurrieron los asesinatos: además fue el lugar donde se descuartizaron e incineraron los cuerpos. Por las evidencias encontradas la causa podría tener un giro impensado: ¿Acosta actuó solo?

La casa volvió a ser inspeccionada y encontraron más evidencias. Gentileza pilaradiario.com

En la tarde de ayer los peritos junto al fiscal trabajaron en la casa del horror: detectaron manchas hemáticas en la habitación de la víctimas y hasta un goteo de sangre en el respaldo de la cama. Todo podría indicar que la declaración de la joven es verosímil.

Un policía se tapa la nariz durante la inspección en la casa “maldita”. Fuente: pilardiario.com.

Además se comprobó que en algunos sectores de la casa del horror efectivamente alguien limpió las manchas de sangre, lo que se asemeja a la versión  que dio Karen Kelin, quien declaró que fue amenazada por su pareja para colaborar en el crimen pese a su negativa. De comprobarse ésta hipótesis, cambiaría su situación ante la Justicia y se complicaría la de su hermanastro novio. 

Tanto el fiscal el fiscal general adjunto de San Isidro, Eduardo Vaiani, como los peritos de la Policía Científica, recorrieron la propiedad de la calle Sarratea al 2700, en Pilar, hasta las cinco de la madrugada. Según los voceros, la prueba de Luminol dio resultado positivo en distintos sectores de la propiedad.

Los peritos encontraron sangre de las víctimas en todas habitaciones. Gentileza pilaradiario.com

LO MATARON MIENTRAS DORMíA

Ricardo Ignacio Klein (52) habría sido asesinado mientras dormía, según lo declarado por su hija Karen Daniela Klein (22) y los peritos lo corroboraron al encontrar el recorrido de las manchas de sangre.

El hermano de Ricardo Klein cree que los crímenes fueron planificados.

La joven dijo que Leandro Acosta mató a Kelin de un disparo en la cabeza, y luego atacó a Miriam Ester Kowalczuk (50) en el pasillo de la misma propiedad. A ella la habría ejecutado de dos tiros. En un descampado cercano se encontraron al menos 16 bolsas con desechos calcinados y huesos que podrían ser humanos, y que serán peritados en las próximas horas.

En la casa encontraron bolsas con restos humanos en medio de la basura. Gentileza: pilaradiario.com

El fiscal necesita saber con precisión si los restos hallados hasta el momento pertenecen a una o a las dos víctimas y si están en condiciones de ser sometidos a un análisis de ADN.

Las víctimas se dedicaban a recolectar cartones a gran escala y tenían organizado un circuito en el que le iba muy bien, al punto que había podido construir una casa de dos plantas, donde él vivía con su familia en una vivienda del fondo, mientras que alquilaba otra propiedad que tenía adelante y planeaba seguir expandiéndola. Afortunadamente, los hermanos de los acusados, mellizos de 11 años, no fueron testigos del asesinato porque que se encontraban en la escuela, pero después del doble crimen vivieron en la casa del horror.

LA ESTRATEGIA 

Para los investigadores, sólo se encontraron en la vivienda algunos restos humanos que pertenecerían a las víctimas porque se deshicieron de las partes en los días previos al hallazgo.

Encontraron 16 bolsas con restos en un descampado cercado. 

En ese sentido, los vecinos de los Klein contaron a los pesquisas que el acusado Acosta encendió varias fogatas en el patio durante toda la semana y que les dijo que su madre y su padrastro habían abandonado la casa porque él los denunció por maltratar a los mellizos.