Menu Big Bang! News
La declaración judicial del misterioso venezolano, clave en la causa de las mochileras

Policiales Doble crimen

La declaración judicial del misterioso venezolano, clave en la causa de las mochileras

La Justicia ecuatoriana logró identificar a los dos misteriosos jóvenes que, según los testimonios que recogieron en Montañita los familiares de las víctimas, compartieron las últimas horas de Marina Menegazzo y María José Coni. BigBang accedió en exclusiva a la declaración que el joven de 22 años brindó ante el por entonces fiscal de la causa, Eduardo Gallardo Rodas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La línea de los “jóvenes misteriosos”. La reconstrucción de los hechos realizada por los familiares de Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) arrojó una constante en el relato de los testigos: las jóvenes asesinadas “estaban siempre” junto a dos misteriosos hombres. BigBang accedió en exclusiva a parte del expediente, en el que se encuentra la declaración de José Alí B., el joven venezolano que compartió los últimos días de vida de las mochileras.

"Me dijeron que pasara a despedirme aproximadamente a las 15 hs, que esa era la hora en la que se irían, pero por una cuestión de trabajo no me dio el tiempo

José Alí B. es el joven venezolano de 22 años que compartió los últimos días de Marina y María José.

El venezolano fue identificado por Cecibel Neira, dueña del hostel JN en el que se hospedaron las turistas. “Las visitaba frecuentemente, día por medio en el hostal. Por eso la señora dueña ya me reconocía”, se atajó el joven de 22 años que trabajaba, al momento del crimen, en el mantenimiento general de un hostel local.

"Las veía constantemente. Me hice amigo de ellas, más que nada con Marina y María José. Nos transferimos números y redes sociales, pero después ellas se fueron

Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) fueron asesinadas el 22 de febrero en Montañita, Ecuador.

Según declaró el 28 de febrero en la parroquia de Manglaralto frente al por entonces fiscal de la causa, Eduardo Gallardo Rodas, el joven conoció a las turistas argentinas el 26 de enero, cuando llegaron junto a sus otras compañeras de viaje (Sofía Sarmiento y Agostina Cano Porras) a la ciudad.

"María José me enviaba fotos de una playa y de ellas en el lugar en donde se encontraban. En uno de los chats me escribieron y me dijeron que regresarían a Montañita a vender ensaladas de frutas y esas cosas

EXCLUSIVO: la primera foja de la declaración que figura en el expediente de la causa.

Cuando tenemos ratos libres, salimos a los buses a enganchar gente para que se hospede en el hostel en donde trabajo. Supe que uno de mis compañeros, no recuerdo su nombre, enganchó a unas chicas argentinas. Se identificaron como Marina Menegazzo, María José Coni, Sofía Vergara y la otra no recuerdo, porque siempre decía que estaba enferma”, relató.

"Ese día las fui a visitar a las 11 hs porque me dijeron que iban a vender unas hamburguesas y luego se iban a Guayaquil. Que se quedarían unos días en Perú y luego tomaban su vuelo hasta Mendoza

EXCLUSIVO: la primera foja de la declaración que figura en el expediente de la causa.

El primer contacto con las turistas tuvo lugar en el hostel, cuando llegaron directo de la terminal de micros. “Mi jefe le ofreció a todas las personas hospedadas en el hostal un cocktail que hacíamos los que trabajábamos ahí. Yo se lo entregué a ellas y me quedé conversando. Nos tomamos una foto exactamente con las dos desaparecidas”, recordó.

"El sábado por la mañana fui hasta el hostal donde se hospedaban y hablé con la dueña, ella ya sabía que las chicas estaban desaparecidas porque habló con la Policía

Las chicas se hospedaron durante su segunda estadía en Montañita en el hostel JN.

Según su testimonio, las mendocinas lo invitaron a salir esa misma noche, pero él se excusó. “No quise porque iba a salir con mi esposa”, advirtió. Luego, con el correr de los días, los encuentros en la playa del lugar se hicieron cada vez más frecuentes. “Las veía constantemente. Me hice amigo de ellas, más que nada con Marina y María José. Nos transferimos números y redes sociales, pero después ellas se fueron”, sumó.

Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39), imputados desde el 2 de marzo por el juez David Balladares.

Tras su paso por Montañita, las cuatro amigas continuaron rumbo a las playas del norte del país vecino. Visitaron la Isla del Encanto (provincia de Muisne), el Parque Nacional Machalilla, Puerto López, Mompinche (Esmerladas), la “mitad del mundo” y Cuenca, ciudad en la que el grupo se dividió.

María José y Marina junto a un grupo de mochileros chilenos. La foto fue tomada el sábado 20 en el bar Caña Grill.

María José me enviaba fotos de una playa y de ellas en el lugar en donde se encontraban. En uno de los chats me escribieron y me dijeron que regresarían a Montañita a vender ensaladas de frutas y esas cosas. Pasaron los días, seguimos chateando, hasta que finalmente, cuando llegaron de nuevo aquí el 11 de febrero, Marina me envió un mensaje de voz diciéndome que ya habían regresado”, advirtió.

Las mochileras disfrutaban de la movida nocturna de la ciudad: tanto en los bares del centro, como en la playa.

Después de pasarle la dirección del nuevo hostel en el que se hospedaban, Marina y María José recibieron a su amigo venezolano el 12 de febrero. “Fui por la mañana, me quedé un rato con ellas. Me comí una ensalada de frutas y me fui después de una hora”, recordó.

Después de ese encuentro, el venezolano aseguró haber visto a las mochileras sólo “en las calles”, salvo algún que otro encuentro esporádico en el hostel en el que se hospedaban. La siguiente cita tuvo lugar el 22 de febrero, el mismo día en el que comenzó la búsqueda de las adolescentes y que, según la autopsia realizada en la morgue de Guayaquil, fueron asesinadas.

El venezolano asegura que conoció a las víctimas cuando llegaron el 26 de enero a la ciudad junto a sus dos compañeras de viaje.

Ese día las fui a visitar a las 11 hs porque me dijeron que iban a vender unas hamburguesas y luego se iban a Guayaquil. Que se quedarían unos días en Perú y luego tomaban su vuelo hasta Mendoza. Me dijeron que pasara aproximadamente a las 15 hs, que esa era la hora en la que se irían, pero por una cuestión de trabajo no me dio el tiempo y no fui”, aseguró. El horario del relato no coincide con el aportado por la dueña del hostel, quien aseguró, también en su declaración, que las chicas hicieron el “check out” a las 14 hs.

La Fiscalía General de Ecuador sostiene que las mendocinas fueron asesinadas en la casa de Mina Ponce, ubicada a 2.5 kilómetros del centro.

La noticia de la desaparición de las argentinas llegó a sus oídos tras el llamado desesperado de Sofía, una de sus compañeras de viaje. “Me escribió preocupada el viernes 26 y le ayudé con la información que pude”, recordó, y sumó: “El sábado por la mañana fui hasta el hostal donde se hospedaban y hablé con la dueña, ella ya sabía que las chicas estaban desaparecidas porque habló con la Policía. Luego me fui al trabajo y no he sabido más nada de las chicas hasta ahora (domingo 28) que me vinieron a buscar cuatro señores identificados como policías y me trasladaron hasta esta fiscalía”.

La importancia de uno de los testimonios más buscados

La declaración de José Alí B. se suma a la del misterioso joven argentino, también publicada en exclusiva por BigBang. Sus testimonios se convirtieron en una de las líneas de investigación de los familiares de las víctimas, quienes recogieron de entrevistas propias la figura de los dos jóvenes que, según testigos, compartieron gran parte de la estadía de Marina y María José en Montañita.

"Las chicas siempre estaban con un venezolano y otro joven, cuya nacionalidad no pudieron identificar

Héctor Venegas y Cortázar, abogado de Mina Ponce, sostiene la inocencia del vigilador comunal.

Héctor Venegas y Cortázar, el abogado de Alberto Segundo Mina Ponce (el vigilante comunal que se autoinculpó el lunes 29), trabaja en paralelo a las familias y a la fiscalía para desligar al hombre de 33 años del crimen de las argentinas. Y ya había hablado con BigBang sobre los misteriosos jóvenes.

 

“Viajé el lunes a Montañita y estuve tomando declaraciones con mi equipo. Hice una investigación de campo y hablé con las personas que aseguran que vieron a las argentinas. Las chicas siempre estaban con un venezolano y otro joven, cuya nacionalidad no pudieron identificar”, confirmó.

“Según nos dijo este nuevo testigo (un joven cordobés), ellas iban con dos chicos, uno con remera negra, ambos de tez blanca -señaló Marcos Menegazzo, hermano de Marina

La foto que podría identificar al “misterioso joven” del que hablan las familias de las mochileras.

La investigación extrajudicial de Venegas y Cortázar coincide con los datos obtenidos por Marcos Menegazzo, hermano mayor de Marina. “Según nos dijo este nuevo testigo (un joven cordobés), ellas iban con dos chicos, uno con remera negra, ambos de tez blanca”, reveló hace cinco días en diálogo con el diario La Nación.

“Tengo la misma información. Ellas siempre estaban con ellos y salían juntos de noche. Nunca estuvieron con el ‘Negro’ (Segundo), nadie las vio con él

El fiscal Galo Chiriboga se reunió el tres de marzo con los familiares de las mochileras.

Tengo la misma información. Ellas siempre estaban con ellos y salían juntos de noche. Nunca estuvieron con el ‘Negro’ (Segundo), nadie las vio con él”, reforzó el abogado, que también crítico de la investigación oficial: “Todo lo que están haciendo es muy raro, generan obstáculos, ponen trabas”.