Menu Big Bang! News
Policiales ¿Cómplice o víctima?

La historia secreta del panadero detenido por la triple fuga

Rubén Lorenzetti está acusado de haber colaborado con los tres fugados. Habría dicho que los Lanatta lo obligaron a darles refugio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En Chascomús todavía no pueden creer que Rubén Lorenzetti, de 58 años, el panadero detenido el miércoles acusado de haber dado refugio en Chascomús a los tres fugados de la cárcel de General Alvear, haya tenido vínculos con los tres hombres más buscados de la Argentina.

De todos modos, hay otras voces que se animan a contar otras cosas, siempre y cuando se proteja la identidad. Lorenzetti es el propietario de la panadería La Nueva Argentina, situada en Colón 177, en el centro de esa localidad situada a 120 kilómetros de Buenos Aires.

El comercio fue allanado por la policía bonaerense al igual que una quinta situada sobre la avenida Campaña del Desierto, donde se sospecha que los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci estuvieron dos o tres días, hasta horas antes del tiroteo que protagonizaron supuestamente en la localidad de Ranchos.

Cuando BigBang se comunicó con la panadería, una empleada dijo que no podía dar información y que tenía miedo de hablar. Aseguró que la esposa de Lorenzetti no estaba allí, pero que se encontraba su hijo. Cuando le fue a preguntar si quería hablar, volvió unos minutos después para asegurar que estaba muy ocupado.

Justamente ese hombre, el hijo de Lorenzetti, habría estado involucrado en un accidente de tránsito, hace más de un año en Chascomús, en el cual habría muerto un joven. Después del accidente, habría desaparecido del pueblo y se habría refugiado en una localidad del sur del país, quizás General Roca.

Sigue la búsqueda frenética de los prófugos.

“Su padre le habría puesto una pila de plata a la policía que no lo detuvieran”, dijo un vecino, que pidió no identificarse. Cuando se aquietaron las aguas, el hijo de Lorenzetti habría regresado a Chascomús.

El mismo vecino asegura que Lorenzetti tiene un nivel de vida -propiedades, varias camionetas- que no se condice con actividad de simple paradero. “Ese negocio no da para tanto. Se dice que tiene varias propiedades y vehículos que no están a su nombre. Para que no salte nada”, dijo el vecino. La misma fuente dice que tanto dinero “es producto de la droga o de alguna otra actividad ilegal”.

Hasta la detención de ayer, Lorenzetti no tenía antecedentes penales, pero los investigadores lo vincularon con los hermanos Lanatta, quienes iban seguido a esa zona a cazar.

En su primera declaración ante los policías que lo fueron a buscar, Lorenzetti habría dicho que fue obligado por Lanatta a darle refugio en la quinta que tiene en las afueras de Chascomús, donde hay varias cabañas. “Dijo que lo había amenazado con un arma a llevarlo hasta la quinta”, contó una fuente cercana al caso.

En la quinta de Chascomús, el trío habría estado entre los días 28 y 31. Se cree que allí habían accedido a una camioneta con la cual se trasladaron hasta Ranchos donde el último día protagonizaron un enfrentamiento a tiros con dos efectivos, uno de los cuales resultó herido de gravedad.

En los allanamientos se encontraron varias armas y una gran cantidad de municiones. Además de Lorenzetti, fue arrestado un socio del panadero, identificado como Héctor Wagner. Los dos quedaron detenidos como "partícipes de tentativa de homicidio calificado" de los policías y además por "tenencia de arma de uso civil condicional, encubrimiento y adulteración de documento”. 

“Se logró determinar que el vehículo usado por los agresores (de los policías) fue sustraído en La Plata el 28 de diciembre y luego se constató su ingreso el 29 de diciembre último a esa quinta (propiedad de Lorenzetti, ubicada en Chascomús), donde se realizó uno de los allanamientos, y en ese lugar se adulteró la identificación de la placa de propiedad automotor”, explicó el fiscal Mariano Sibuet.

El fiscal destacó que esa camioneta “fue vista el 31 de diciembre último ingresando en Brandsen a las 2.30, en dirección a Ranchos, y a las 3.40 ocurrió el hecho que estamos investigando”.