Menu Big Bang! News
Policiales Ituzaingó

La niñera que se convirtió en ladrona y robó 150 mil pesos

La joven de 25 años cuidaba a dos chicos de 7 años pero en realidad planeaba un asalto. Dijo que dos delincuentes entraron a robar en la casa donde trabajaba pero eran sus cómplices. Fueron detenidos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Parece una película pero es real. Se trata de una mujer que se desempeñaba como niñera y empleada doméstica en una casona en Ituzaingó pero, en realidad, era la líder de una banda de delincuentes. 

Los otros integrantes de la banda tienen 23 y 27 años.

La mujer tiene 25 años y está detenida, junto a otros dos delincuentes, acusada de haber organizado un robo en la vivienda en donde trabajaba, de la que sustrajeron 150 mil pesos, celulares y electrodomésticos.  

 

Doble vida

La captura de la mujer se llevó a cabo en su domicilio particular, ubicado en la calle Emilio Fred 3800 de ese distrito oeste del Conurbano, donde los efectivos recuperaron el dinero, los elementos sustraídos e incautaron dos armas de fuego.

Los otros dos delincuentes, de 23 y 27 años, fueron aprehendidos en una casa de la calle Alsina al 3900, y allí los uniformados secuestraron un automóvil marca VW Gol robado.

Robó en total 150 pesos, sumando dólares, euros y joyas.

Según informaron las autoridades, la mujer había organizado y participado en el robo a la vivienda donde trabajaba como empleada doméstica y como niñera de dos menores.

El hecho ocurrió el 21 de enero pasado en la calle Pergamino al 1700 de Castelar, a la mañana. En esa oportunidad, la ahora detenida llamó a la policía y sostuvo que dos sujetos vestidos con chalecos similares al de la policía, se presentaron en el domicilio y le dijeron que tenían una cédula de notificación.

Los detenidos eran sus cómplices y parte de la banda.

Según su relato, cuando abrió la puerta los maleantes entraron, la redujeron con armas de fuego y la encerraron en el baño junto a los dos niños que cuidaba, ambos de siete años. 

Luego de sustraer la suma de 150 mil pesos (en dólares, euros y moneda nacional), celulares, tablets y elementos de valor, los delincuentes emprendieron la huída pero antes uno de ellos le dio un golpe de puño a la mujer en la boca, provocándole lesiones leves.

A partir de la denuncia, efectivos de la Comisaría 7° de Morón, comenzaron una intensa investigación que permitió establecer el vínculo entre los dos falsos policías y la empleada doméstica.

“Abrí la puerta y los maleantes entraron, me redujeron con armas de fuego y me encerraron en el baño junto a los dos niños que cuidaba, ambos de siete años. 

A través de los allanamientos y del secuestro de los elementos robados, los efectivos policiales comprobaron que el ilícito estuvo organizado por la mujer.

Los operativos contaron con la colaboración de personal perteneciente a la Policía Local de Ituzaingó. Tanto la impostora como sus dos cómplices quedaron a disposición de la UFI N°1 del Departamento Judicial de Morón.