Menu Big Bang! News
Policiales A la sombra

La nueva vida de Farré: celda de 6 metros y pabellón con Menem Jr.

El ejecutivo que asesinó a su esposa está detenido en una celda de seis metros cuadrados y comparte pabellón con el hijo del ex presidente Carlos Menem y el ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker. Está deprimido, medicado y asustado.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fernando Farré vive un presente alejado de los lujos y la vida glamorosa que tanto disfrutaba. El ejecutivo que asesinó a su mujer está deprimido en una vieja celda y hasta el momento le costó mucho adaptarse a su vida carcelaria. Está deprimido y pasa sus días en una pequeña pieza de seis metros cuadrados.

Así es la celda en la que se encuentra detenido Farré. Gentileza: Diario PERFIL. 

Hasta el jueves el ex ejecutivo de Coty que acuchilló a su mujer en su casa del country Martindale de Pilar, estaba en el sector de sanidad de la Alcaidía Penitenciaria III de Melchor Romero. El mismo establecimiento donde están detenidos el hijo del ex presidente Carlos Menem y el ex jefe de la barra brava de River, Alan Schlenker.

Los garrotes de las celdas lo separan de la vida ostentosa que llevaba hasta matar a Claudia Schaefer y darle un giro de 180 grados a su futuro. Ya no disfrutará de los hoteles cinco estrellas ni de las partidas de golf y mucho menos podrá codearse con figuras famosas como Lady Gaga o David Bowie.

Farré y Schaefer en otra época. Una historia de amor que terminó de la peor manera. 

Visitas

El ex ejecutivo de Coty, L’Oreal y Coca-Cola no está solo. Farré recibe a sus padres y a su hermano casi todos los días, según consigna el diario PERFIL. La pieza en la que duerme cuenta con una cama de hormigón, y un colchón ignífugo, una mesada con una banqueta de cemento y un retrete para hacer sus necesidades.

Así es el country donde vivía Farré. Hoy pasa sus días en una cárcel. 

María, su madre, quien fue testigo del momento en que su hijo asesinó a su ex esposa, fue la encargada de llevarle una ropa de muda y otros efectos personales. Su familia nunca dejo de apoyarlo y reiteran que Schaefer lo “denostaba como hombre y esposo”.

Desequilibrado emocionalmente

Se entrevista con un psicólogo de la Alcaidía al menos cuatro veces por día y cada 24 horas lo visita un médico psiquiatra. Está medicado y atravesando por una profunda depresión. Fuentes judiciales afirman que Farré parece no haber tomado conciencia de su acto.