Menu Big Bang! News
Policiales Inseguridad veraniega

La temporada de asaltos en la Costa Atlántica no tiene fin

Los asaltos a las casas y departamentos alquilados por los turistas, ya son parte del escenario habitual durante las vacaciones. A ello se suma el incremento de robos en las calles y las playas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Para algunos veraneantes las vacaciones se pueden transformar en una pesadilla. Como todos los años, son varios los casos de turistas que viven situaciones de inseguridad en la Costa Atántica argentina.Desde asaltos en sus casas alquiladas hasta robos más pequeños y al voleo en la calle se multiplican cada verano.

Los asaltas se multiplicaron en la Costa bonaerense.

La mayoría de los hechos ocurre a los pocos días que el turista arriba a la ciudad. Así, en plena jornada de playa, los asaltantes cuentan con el tiempo necesario para desvalijar el hogar temporal y llevarse todo el dinero destinado a la estadía vacacional. Los más “avezados” realizan estas tareas mientras la familia duerme.

Durante los últimos años, la embestida contra los turistas se incrementó exponencialmente, principalmente en las zonas costeras de mayor poder adquisitivo como Cariló, Pinamar o Mar del las Pampas.

La policía detienen a un ladrón que allanó una vivienda.

Tan sólo en el último año, en Mar del Plata se registraron 36 homicidios (entre turistas y locales) y casi 200 en los últimos 30 meses, según estadísticas judiciales y policiales.

Cada verano los delincuentes esperan que los turistas se vayan a la playa para hacer su “trabajo”.

El último de los hechos fue el asalto sufrido por dos parejas en la casa que alquilaban en Mar del Plata. El asalto se produjo en el barrio Zacagnini y fue el segundo de esta modalidad  en poco más de 24 horas en la misma zona.

En ésta ocasión, dos delincuentes ingresaron a una casa por la puerta principal del inmueble y rápidamente redujeron a los cuatro turistas, quienes fueron encerrados en una habitación. Así se llevaron dinero, dos televisores LCD, una tablet, un equipo de audio, una aspiradora, dos notebook y el auto de una de las parejas.

Las entraderas a las casas que alquilan los veraneantes se multiplican cada verano.

El caso es investigado por el fiscal Mariano Moyano, quien también tiene a cargo resolver el hecho similar ocurrido a pocas cuadras, cuando una pareja cenaba en su casa junto a un grupo de allegados. Éstos fueron sorprendidos por cuatro asaltantes que los amenazaron y robaron distintos objetos de valor.

Entradera fatal.

Pocos días atrás, una joven turista mendocina sufrió un violento asalto por la noche en la costa marplatense. Un motochorro  intentó arrebatarle la cartera pero tras resistencia de la víctima, el asaltante arrastró a la chica unos metros, quedando uno de sus brazos aprisionado por los rayos de la rueda trasera. Así la arrastró algunos metros hasta que pudo soltarse.

A fines de enero, tres delincuentes ingresaron armados a una casa alquilada por cuatro turistas porteños en Punta Mogotes, Mar del Plata, llevándose bolsos, ropa, teléfonos celulares y efectivo. Lo llamativo del asalto es que los delincuentes hasta se llevaron la comida que había en la heladera, comprada para el resto de las vacaciones. 

Los asaltos callejeros a turistas son algo de todos los días en Mar del Plata.

A finales de diciembre la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal lanzó el Operativo Sol, donde sumaron unos 11.700 efectivos a la seguridad en la Costa Atlántica.