Menu Big Bang! News
Policiales #NiUnaMenos

Las horrorosas dudas sobre la muerte de Luciana en Brasil: ¿la instigaron a matarse?

El abogado de la familia revela las razones de las graves sospechas sobre el marido de ella, que había asesinado a su primera esposa en 1998.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luciana Farías tenía 27 años y apareció muerta en un departamento en Buzios, la ciudad brasileña donde vivía. Su esposo, Pablo Angelina, es un femicida condenado por la Justicia: en 1998 asesinó a su primera esposa, María Belén Galetto. La policía brasileña dice que Luciana se suicidó. Su familia tiene serias dudas. Algunas cosas no cierran. La primera duda surge del contundente audio que publicó BigBang: Luciana quería volver a su casa en Catamarca, reencontrarse con su mamá. Pero hay más. Muchas más. 

Luciana y Pablo Angelina
Luciana y Angelina, una de las tantas fotos de un a

"El suicidio pudo haber sido evitado, no tengo ninguna duda de eso", dice a BigBang, recién llegado de Buzios, el abogado de la familia de Luciana, Luciano Rojas

-¿Qué hipótesis trabaja como abogado?

-Todavía faltan algunas pericias. Hay un entrecruzamiento de personas y faltan los informes de necropsia, falta el estudio de histopatología para ver si hubo alcohol en el organismo y falta un examen de luminol en el departamento. No hubo un femicidio en el sentido de que Angelina la asesinó con sus manos, pero creo que puede tratarse de "Abandono de persona" o bien de "Instigación al suicidio". 

-¿Por qué piensa en esas dos figuras legales?

-Discutieron, ella se encerró en su dormitorio y no abrió nunca más la puerta. La discusión había sido muy fuerte: los vecinos escucharon los gritos. Ella estuvo aproximadamente 26 horas encerrada y se encerró con un cuchillo, muy alterada. Él se fue, como si nada. No creo que la haya matado, pero digamos que un "empujón" le dio. Hay un audio de la chica llorando... Ella quería volver a Catamarca con la madre y luego tomó esa decisión tan repentina... No es que uno se levanta y dice: "Me voy a suicidar".

Luciano Rojas
Luciano Rojas es el abogado de la familia de Luciana. 

-Con todo respeto, resulta difícil explicar la decisión de Luciana de casarse con un femicida, que además había sido condenado...

-Es que Angelina es un manipulador, un psicópata. En dos minutos seduce a cualquiera, le despierta el interés. Es un tipo culto, preparado. Así son esta clase de personas y por eso son tan peligrosas. Y una vez que la tuvo con él la alejó de sus contactos, de su familia, le sacó el celular, se lo retaceaba, La alejó de sus contactos, de su familia, la dejó sin plata, no le daba, la hizo depender de él...

"Deshabitó la casa, le vendió las pertenencias y la enterró en Buzios.  A la madre le avisó de la muerte de la hija recién a los dos días por un mensaje de Whatsapp 

¿Qué hizo él en Brasil tras la muerte de ella?

-Todo es muy sospechoso. Deshabitó la casa, le vendió las pertenencias a la chica y la enterró en Buzios. A la madre le avisó recién a los dos días por un mensaje de Whatsapp que se había muerto. Ella murió el 3, él le avisó el 5.

-¿Podrán repatriar el cuerpo de Luciana?

-Hay que sacarla, momificarla, conseguir las autorizaciones correspondientes, sale mucha plata, es un trastorno, pero lo vamos a intentar, por supuesto, porque lo menos que se merece su familia es la posibilidad de llevarle un ramo de flores una vez por semana...