Menu Big Bang! News
Policiales Villa Ballester

Las víctimas llevaban una semana muertas en "la casa del horror"

Mientras continúan las pericias y la investigación sobre el hecho, los investigadores buscan determinar la fecha exacta de la muerte y encontrar más pistas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La carta tenía una frase clave: “Quiero liberarlos de esta vida”. Con esas palabras intentó justificar su accionar. Andrés Fidel Mazzei era jubilado y, según trascendió, ex convicto. Habría cumplido una pena por abuso de menores, pero en el barrio no lo conocían. Recientemente se habían mudado a esa casa, donde eran inquilinos y en la que ocurrió el horror. Allí mató a sus dos nietos y a su hija, y luego se ahorcó. 

En el lugar se secuestraron cuatro cuchillas que habrían sido las armas con lo que asesinó Mazzei a los menores y a la madre de estos. Y se halló una pieza clave: una carta. De su puño y letra Mazzei brindó información que ahora se suma a la causa.

La casa está ubicada en Villa Ballester.

Esa carta contenía la firma de Mazzei y estaba datada el 16 de febrero, es decir, cinco días antes de que la familia fuera encontrada masacrada. “Se cuenta que los cuerpos estaban hace una semana así”, sostuvo un vecino.

 

En la misiva, Mazzei argumentaba, entre otras cosas, que decidió matarlos “para liberarlos de esta vida” y en otro párrafo realizó algunas consideraciones sobre el papá de los niños. Según Mazzei los chicos eran abusados por “el padre biológico”. Debido a sus antecedentes, una de las hipótesis es que pueda que, además de ser sus nietos, los niños sean sus hijos.

Asimismo, ante la ausencia de la presentación de algún hombre que reclame justicia por sus hijos, se cree que quizás Mazzei pudo también haber matado al padre de los menores.

ESCENA DEL CRIMEN

Los cuatro cuerpos fueron hallados la noche del sábado, alrededor de las 22, en una casa ubicada en la calle Emilio Zolá, entre Asamblea y Siglo XX.  A Mazzei lo encontraron ahorcado en el living de su casa.

Mazzei, jubilado y presunto ex convicto.

Los cadáveres fueron encontrados “en estado de descomposición avanzada” por policías y bomberos tras el alerta de los vecinos. Los investigadores señalaron que los cuerpos fueron remitidos a la morgue para que los peritos forenses determinen, con las autopsias respectivas, las causas de los decesos. En ese marco, señalaron que además de que falta establecer la mecánica con la que se produjeron los crímenes resta aún conocer la fecha exacta del ataque.