Menu Big Bang! News
Policiales Delito de moda

Los ladrones de bancos están de regreso: hay un robo por semana

Los bancos otra vez están en la mira de las bandas más expertas. Disfrazados, con túneles o en pocos minutos, buscan vaciar las cajas de seguridad o de atención al público. El último caso fue el viernes, cuando un ladrón disfrazado de mujer y otro de ciego asaltaron una sucursal en Hurlingham.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Están de vuelta. Los ladrones de banco regresaron con fuerza. Y de distintas formas: disfrazados, bajo la modalidad exprés, a través de túneles o rompiendo los ventanales. El último hecho ocurrió el viernes, cuando cuatro delincuentes asaltaron el banco Credicoop de Hurlingham en busca de 3 millones de dólares, pero el botín no era el esperado: se confundieron y se llevaron una saca que sólo tenía papeles.

La sucursal asaltada la semana pasada. Foto: Diario Clarín.

Uno de ellos entró en la sucursal disfrazado de anciano ciego, del brazo de otro delincuente que estaba vestido de mujer. El banco asaltado está situado en Jauretche y Jorge Newbery, en Hurlingham. Los asaltantes estaban armados y amenazaron a los empleados y a los clientes. Al final escaparon en una Kangoo gris.

“Actuó un entregador, eso está clarístimo, pero fallaron porque llegaron cinco minutos tarde. Sino se llevaban tres millones de dólares”, dijo una fuente policial. Este año hubo 40 robos en todo el país, a razón de uno por semana. “Todo esto es porque los bancos nunca invirtieron como se debe en materia de seguridad. Y además hay muchas entregas”, dijo a BigBang una fuente de la División Robos y Hurtos de la Policía Federal.

“Actuó un entregador, esto está clarísimo

Este año también hubo un violento robo en el Banco Patagonia de Luján, donde tres delincuentes armados amenazaron a los empleados y a los custodios cuando reponían el dinero de los cajeros automáticos. Fue un plan calculado a la perfección: en 40 segundos se llevaron 400 mil pesos. 

Banco asaltado cinco veces este año

Pero la situación más insólita y escandalosa se vivió en la localidad santafesina de Fisherton, donde la sucursal del banco Municipal de Rosario fue asaltada cinco veces este año. La última vez fue el mes pasado, cuando cuatro delincuentes armados redujeron a un guardia y robaron 300 mil pesos. Los investigadores sospechan que hay conexión entre todos los robos y por eso apuntan a un entregador que trabaja en ese banco.

El banco que este año fue asaltado cinco veces. ¿Habrá una próxima? Foto: Clarín.

La moda de disfrazarse

En 2008, tres hombres armados y disfrazados, uno de ellos de policía y los otros dos de ancianos ciegos, se llevaron 500 mil pesos del banco Provincia frente a a Plaza Italia, en Palermo. 

En octubre de 2014 otros ladrones usaron máscaras y pelucas para robar el banco Credicoop de Avellaneda, de donde se llevaron 400 mil pesos. En Lomas de Zamora una banda cavó un túnel pero fue detenida antes de dar el golpe. Se hacían pasar por empleados de un vívero. 

Cuatro ladrones asaltaron hace un año el banco Credicoop de Avellaneda. Foto: DYN.

En abril de este año hubo otro robo parecido: un grupo de delincuentes disfrazados de judíos ortodoxos asaltó una sucursal del Banco Galicia en Ramos Mejía: antes de escapar lanzaron gas lacrimógeno para que no los siguieran. Pareció inspirado en una escena de la película Snatch, Cerdos y Diamantes, protagonizada por Jason Statham y Brad Pitt, donde roban un banco disfrazados de rabinos.

La escena que habría inspirado un robo en la Argentina.

En algunos casos hubo muertos, como en el robo ocurrido en julio en la sucursal de Boedo del banco Galicia, en Boedo 50. Un asaltante murió tras tirotearse con un policía cuando quería escapar en una camioneta después de haber robado dos cajas de atención al público.

El asalto cometido en el banco Galicia de Boedo, hace tres meses. Foto: DYN.

En ese hecho, los policías se encontraron con una camioneta en la vereda, estrellada contra un árbol. Adentro estaba el delincuente muerto. Tenía antecedentes por robos a bancos.