Menu Big Bang! News
Policiales Opinan los ladrones

Los reyes de la fuga: la Garza Sosa y otros "tuneleros" argentinos

“Seguró que puso mucha plata”, dicen los delincuentes argentinos que lograron escapar de cárceles peligrosas. BigBang habló con ellos y te cuenta las fugas más espectaculares de la historia.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Yo hice la gran Chapo Guzmán hace más de 20 años”, se jacta Hugo Sosa Aguirre, alias La Garza Sosa, el mítico ladrón argentino que se fugó cinco veces de cárceles argentinas. El ex líder de la superbanda que robaba bancos y blindados refiere a una histórica fuga ocurrida en 1991 en la cárcel de Devoto, cuando siete presos se fugaron por un túnel que construyeron desde el hospital del penal hasta la calle.  

Ese escape llegó al cine hace cuatro años. Se la llamó la fuga del “túnel de los huesos”. En el medio del túnel se encontraron con huesos humanos.

Una escena del Túnel de los huesos.

Los delincuentes argentinos que más saben sobre el “arte de la fuga” opinan sobre el escape del narco mexicano que el sábado salió de la cárcel por un túnel de 1.500 metros.

El Chapo se fugó por un agujero en la bañera hacia un túnel que tardó un año en construir.

El tunelero de Ezeiza

Martín Alejandro Espiasse Pugh, de 35 años, matador hace seis años de dos policías, es uno de los 13 presos que huyeron el 20 de agosto de 2013 del  pabellón B del módulo 3 del Complejo Federal I de Ezeiza, donde cavaron un túnel y salieron por un boquete. Los investigadores creen que fue uno de los ideólogos del escape y por eso es uno de los presos más buscados del país. Para todo aquel que aporte datos que permitan encontrarlo, se ofrece una recompensa de 500 mil pesos. “Me gusta leer  y mi sueño es escribir un libro contando mi vida. Me escapé varias veces de la cárcel”, había dicho el preso antes del increíble escape. Se estima que los delincuente coimearon a los guardias para irse de ese penal.

 Espiasse Pugh, uno de los expertos en fugas.

El escape del hombre del traje gris

Luir Mario Vitette Sellanes, el llamado “Hombre del traje gris” que robó el banco Río de Acassuso el 13 de enero de 2006, se fugó hace unos 20 años de una cárcel de Entre Ríos. Cuenta la leyenda que cavó un túnel y corrió a campo traviesa. “Nadé por aguas sucias hasta que, casi ciego y sin fuerzas, llegué a un lugar inhóspito. Descubrí que era libre, que nadie me seguía”, le dijo a BigBang. Sobre la fuga del Chapo, cree que “la única manera de fugarse de esa cárcel inexpugnable es poniendo plata a los guardias”. 

Vitette fue “hombre araña”, ladrón de bancos y experto en escapes. Foto: Diario Perfil.

“Nunca puse un peso para fugarme”

"Nosotros nunca garpamos para fugar. Pero un tipo como este seguro puso una montaña de guita para tomarse el palo. En esa cárcel nunca se había escapado nadie", opinó a BigBang Hugo Sosa Aguirre, alias la Garza Sosa. El 16 de septiembre de 1994, el famoso ladrón protagonizó otr increíble fuga increíble de la cárcel de Devoto: junto a cuatro de sus compañeros se disfrazaron con los guardapolvos de los médicos del hospital penitenciario. Cuando llegaron a la muralla externa, uno de ellos disparó al cielo y enfrentó a dos guardias. Los cinco presos bajaron por las sábanas blancas anudadas que habían colgado horas antes y huyeron a los tiros en dos autos que los esperaban en la calle Bermúdez. 

La fuga de Devoto entró en la historia criminal argentina. Fuente: Diario Clarín.

“La mejor forma de fugarse es ser inteligente. Los mejores para eso son los boqueteros, que son capaces de construir túneles e incluso los alfombran y les ponen ventilación”, dijo Rubén de la Torre, uno de los boqueteros del robo del siglo al banco Río. ¿Cuánto habrá pagado el Chapo Guzmán para fugarse?