Menu Big Bang! News
Policiales

Los violentos antecedentes del capo de la barra de Boca detenido en La Salada

Marcelo Aravena y otros dos barras fueron arrestados en la misma causa en la que fue detenido Enrique "Quique" Antequera.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es más conocido en la tribuna como Marcelo de Lomas, su pago chico. Por su extenso historial a fuerza de balas para liderar el grupo que integra La Doce. Marcelo Aravena, uno de los capos de la barra brava de Boca, fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad, en los operativos que se realizaron durante la madrugada y en los que también quedó arrestado Enrique “Quique” Antequera, el empresario dueño de la feria Urkupiña, en la zona de La Salada, en el partido de Lomas de Zamora, a metros del Riachuelo.

También fue detenido en otro allanamiento Santiago Vélez Robles, otro integrante de peso de la barra de Boca. Y además fue arrestado, de Ruperto Barraza, alias "Toro", padre de uno de los jefe de la organización, y también supuesto integrante de la barra de Boca.

En los procedimientos ordenados por un grupo de fiscales de Lomas de Zamora fueron secuestrados tres pistolas 9 mm, tres escopetas calibre 12/70, munición de diferentes tamaños, 15 celulares, 35.000 pesos, computadoras y documentación que es de utilidad para la causa, según informó el Ministerio de Seguridad.

antequera
Antequera fue detenido durante la madrugada.

Aravena estuvo doce años preso, condenado por el homicidio de dos hinchas de River, Angel Delgado y Walter Vallejos, asesinados en abril de 1994 en una emboscada realizada por la barra de Boca, cuando se trasladaban en un camión a la salida de la Bombonera tras un clásico entre ambos equipos. Por esos crímenes también fue condenado el entonces jefe de la barra José Barritta, alias El Abuelo.

Marcelo también estuvo involucrado en la pelea entre facciones de la barra de Boca, que terminó en un tiroteo en inmediaciones de la cancha de San Lorenzo, en agosto de 2013, que dejó un saldo de dos muertos: Marcelo Carnevale (33) y Angel Díaz (44). Primero fue detenido por orden del juez que estuvo a cargo de la causa, pero luego se le dictó la falta de mérito. El padre de Carnevale había acusado a Rafael, El Rafa, Di Zeo, de haber sido el autor intelectual de las dos muertes.

Aravena pasó varios días detenido en la cárcel de Ezeiza por esas muertes: hasta que en septiembre de ese año el juez Manuel de Campos le decretó la falta de mérito. Se lo acusaba de haber sido uno de los hombres que con un casco participó del ataque, pero su defensa pudo probar que en ese momento se encontraba en otro lugar. Una vez que recuperó la libertad, Aravena se amigó con Di Zeo y regresó a la tribuna.

Aravena está dos escalones por debajo de Di Zeo.

La relación con Di Zeo siempre tuvo sus idas y vueltas. Según el periodista Gustavo Grabia, Aravena encabezó un ataque en febrero de 2006, al poco tiempo de haber sido de la cárcel, contra los barras de Boca que, encabezados por Di Zeo, jugaban al fútbol y daban cuenta de un asado en las instalaciones del club. El ataque terminó sin heridos y luego de un tiempo hicieron las paces.

Según quienes conocen a Aravena, alias El Manco, fue capo de la barra de Los Andes, el equipo de Lomas de Zamora, y hoy sería el número 3 de la barra que encabezan Rafa Di Zeo y Mauro Martín, quienes en algún momento estuvieron enfrentados pero hoy conducen “la empresa” en forma conjunta.

Di Zeo y Aravena tienen una relación estrecha.

En los procedimiento que se realizaron durante la madrugada en los que se detuvo a Quique Antequera, también fueron arrestados en la localidad de Plátanos a Nelson Dávalos, miembro de la Policía Federal retirado, y, en Caseros, a Diego Barreda, otro ex policía quien había sido detenido y acusado en la causa AMIA.

Barreda resultó absuelto en el juicio oral que se siguió a un grupo de policías bonaerenses, acusados de haber integrado lo que se llamó la conexión local del atentado contra la sede de la mutual judía.