Menu Big Bang! News
Policiales femicidio

Mansilla negó haber matado a Julieta: dice que la encontró muerta

El principal acusado declaró ante el fiscal de La Matanza, Adrián Arribas. Dijo que “se asustó y se fue corriendo”. Está imputado por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un día después de haber sido detenido por el crimen de Julieta Mena, Marcos Andrés Mansilla negó haberla matado y dijo que al llegar a su casa la encontró muerta, “se asustó y se fue corriendo”.

El novio de la víctima declaró en calidad de “imputado” ante el fiscal de La Matanza, Adrián Arribas, quien pidió pruebas de ADN a raíz de los rasguños que detectó en sus brazos, y pelos encontrados en la mano de la joven.

Mansilla declaró ante el fiscal de La Matanza. 

El fiscal, que pidió la detención por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género”, agregó que Mansilla “se ubica en el escenario de la muerte pero niega haberla golpeado o matado”.

Además, explicó que el principal acusado justificó el hecho de no haber llamado en ese momento al 911 porque “se asustó”.

Durante el interrogatorio, reflejado en 12 hojas del expediente, sostuvo que “con Julieta habían tenido un episodio anterior de violencia”, pero negó que el ataque se hubiera repetido cuando fue perpetrado el hecho.

 El cuerpo sin vida de Julieta Mena fue hallado el domingo a la madrugada. 

Arribas comentó también que el imputado, quien tuvo una condena de tres años y medio por robo, reconoció “tener problemas con la droga, pues consume cocaína en forma diaria”.

Mansilla declaró por el término de dos horas, pese a que su abogado le había aconsejado que no brindara testimonio.

Del reconocimiento médico al que fue sometido el acusado surgió que tiene “esquimosis, lesiones en los puños y rasguños en los brazos”.

Sin embargo, cuando el fiscal le preguntó por esas lesiones, Mansilla argumentó que “se había peleado con unos travestis en la zona de Liniers”.

Julio Torrada, abogado de la familia de Julieta. 

Por su parte, el abogado de la familia de la chica, Julio Torrada, aseguró que Mansilla “trató de modificar y borrar evidencia en la escena del crimen, pero hay pruebas irrefutables de que estuvo ahí”.

Además, agregó que “miente cien por ciento en su declaración, que está plagada de contradicciones”. “Ni siquiera tiene coartada, las manos de Mansilla son una clara comprobación que la molió a palos”, sentenció.