Menu Big Bang! News
Policiales en defensa

Mató a su padre golpeador y ex barrabrava pero quedará libre

El tribunal consideró que Julián Saldivia, de 18 años, cometió exceso en la legítima defensa al asesinar de un puntazo a su padre, mientras lo estaba golpeando duramente. Le dieron tres años de prisión en suspenso. La víctima había sido un notorio barrabrava de River en los años ‘90. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Tribunal Oral en lo Criminal 15 condenó a tres años de prisión en suspenso a Julián Saldivia, quien mató a su padre cuando éste le estaba propinando una feroz agresión. El fallecido, Albino “Mono” Saldivia, había tenido una notoria carrera al frente de la barra brava de River Plate, los Borrachos del Tablón, durante la década del ‘90

Según el tribunal, Julián Saldivia cometió exceso en la legítima defensa. 

Los magistrados que condenaron al joven consideraron que hubo exceso en la legítima defensa, y determinaron que el 3 de mayo del 2015, Saldivia “discutió con su padre por el horario de su llegada en el departamento de la calle Constitución al 1562, en el que ambos vivían junto a Silvia Gómez, madre del joven y concubina de la víctima”.

La víctima, Albino Saldivia (derecha) fue barrabrava de River.

En el marco del cruce verbal, según detalla la causa, la víctima comenzó a insultar y golpear a su hijo. “Tras no poder frenar las agresiones, el joven intentó refugiarse en el baño y luego en la cocina. Allí, tomó un cuchillo que había en la mesada y tras girar, se encontró con su padre, quién se le abalanzó para seguir golpeándolo. En ese momento, Julián Saldivia le produjo una herida en el pecho a su padre, quien pocos minutos después falleció”, agrega el texto.

“Tras no poder frenar las agresiones, el joven intentó refugiarse en el baño y luego en la cocina.

Además de la condena en suspenso, que determinará que el acusado quede en libertad, los jueces impusieron a Saldivia “una serie de reglas que debe cumplir en los próximos tres años, entre las que se encuentra terminar el colegio secundario y abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas”.

La historia violenta de la víctima

La víctima, Albino “Mono” Saldivia, trabajaba como empleado del Poder Judicial y fue uno de los jefes de la barra brava de River durante la década del ‘90. En aquel entonces quedó involucrado en el asesinato junto a Alan Schenkler y Adrián Rousseau, en el asesinato del hincha de Independiente Cristian Leonel Rousoulis, ocurrido en diciembre de 1996. 

Aunque la participación de Saldivia en el crimen nunca fue probada, sí fue condenado a realizar un mes de trabajo comunitario en octubre del 2000,luego de que los Borrachos del Tablón exhibieran una bandera robada a la hinchada de Boca en la popular de River durante un Superclásico