Menu Big Bang! News
Policiales Víctimas de menos de 29

Melisa y Julián, dos casos más de la epidemia de asesinatos de jóvenes

Ella fue asesinada a pocas cuadras de su casa en Glew. El fue asesinado a la salida de un boliche en Caballito. Los dos crímenes muestran que la mayor parte de los homicidios se concentra entre los jóvenes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Dos crímenes ocurridos con una semana de diferencia vuelven a poner en evidencia que los jóvenes son quienes concentran el mayor número de homicidios, pese a que esos casos aparecen silenciados.

En general, son los mayores y las mujeres adultas, quiénes más se manifiestan como víctimas de la inseguridad y temen sufrir alguna clase de delito, de acuerdo con diversas encuestas. Pero son los jóvenes, en rigor, quienes más los sufren.

Melisa Tuffner tenía 22 años, estudiaba psicología, y fue atacada el domingo 19 en Glew, en el partido de Almirante Brown, a pocas cuadras de su casa, cuando se dirigía a un centro cultural.

Melisa era estudiante de psicología.

Melisa fue apuñalada en la cabeza y fue encontrada inconsciente en la calle. Falleció el miércoles último en un sanatorio privado de la ciudad de Buenos Aires. No le robaron y tampoco hay signos de que haya sido abusada sexualmente.

Julián Maugeri tenía 21 años y fue atacado en la madrugada del domingo 26 a la salida de un boliche, situado en Independencia y avenida La Plata, luego de ser atacado a golpes en la vereda.

Al parecer Julián había discutido con otros jóvenes dentro del boliche. Cuando ya estaba fuera del boliche llegaron dos muchachos en un auto y le pegaron hasta dejarlo sin vida.

Julián tenía 21 años.

Los dos crímenes, con víctimas que casi tenían la misma identidad, en hechos con circunstancias diferentes, muestran que la mayor parte de los homicidios se concentran entre los jóvenes.

La mayoría de las víctimas de homicidio, tanto hombres como mujeres, tienen en común que son relativamente jóvenes. Los grupos de edad de 15 a 29 años y de 30 a 44 años concentran la gran mayoría de los homicidios a nivel global; casi la mitad de todas las víctimas tienen entre 15 y 29 años de edad, y poco menos de un tercio se cuentan entre los 30 y 44 años”, dice el Estudio Mundial sobre el Homicidio, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

“En cuanto a los más jóvenes del espectro de edad, 36.000 niños menores de 15 años fueron víctimas de homicidio en todo el mundo en 2012, lo que representó 8% de todas las víctimas de este delito. Si se suman a la proporción de víctimas del grupo de 15 a 29 años de edad, se aprecia que más de la mitad de todas las víctimas de homicidio en el mundo son menores de 30 años”, agrega el informe.

En la misma línea se manifiesta un trabajo realizado en la Argentina por la Asociación para Políticas Públicas, elaborada en 2012, referido a homicidios y suicidios entre 1997 y 2012, y que además analiza su evolución.

“Respecto a la evolución de los grupos etarios de las víctimas es de señalar que se incrementó ligeramente la proporción del grupo de 20 a 24 años, que pasó del 15,2% del total en 1997 al 17,2% en el 2012; y que la participación de los grupos de jóvenes tienden a aumentar ligeramente en los años que hay un pico o crisis”, dice el trabajo.