Menu Big Bang! News
Policiales Confesó en TV sin querer

Millonario, ególatra y asesino serial

Robert Durst, un multimillonario norteamericano de 71 años, era sospechoso de al menos tres asesinatos. En un documental de HBO sobre su vida, dijo “sí, los maté a todos”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mientras grababa un documental sobre su vida, y sin percatarse de que el micrófono seguía abierto, murmuró:  "Los maté a todos, por supuesto". Los televidentes de The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst, de HBO, que emitió ayer su último episodio, quedaron conmocionados, y pronto, en Estados Unidos, no se hablaba de otra cosa. 

Robert Durst un excentrico multimilonario del sector bienes raíces ya había sido detenido el sábado acusado por la muerte de su amiga Susan Berman, en Los Angeles; de su esposa Kathleen Durst, en Nueva York; y de Morris Black, que era su vecino en Texas. 

La mirada de un psicópata.

Durst aceptó ser trasladado a Los Ángeles para enfrentar un cargo por el homicidio de la hija de un gánster ocurrido hace 15 años. El heredero de una fortuna de bienes raíces en Nueva York ingresó a un juzgado en Nueva Orleans con las manos esposadas y encadenadas a su cintura, calzando sandalias y un mono anaranjado. Volteó a ver la galería y sonrió, luego parecía quedarse dormido. Más tarde respondió "sí" a las preguntas del juez sobre la extradición que no pudo evitar. El juez Harry Cantrell dijo que Durst será llevado a California de inmediato. También aceptó que se le suministren analgésicos antes del viaje. Todo, a pocas horas de la emisión del documental. 

 

 

Su abogado, Chip Lewis, dijo que Durst aceptaría ser llevado a Los Ángeles para enfrentar un cargo por homicidio en primer grado. Lewis dijo que nada de lo que reveló su cliente cambia su inocencia. "Ahora todo tiene que ver con Hollywood", dijo Lewis a The Associated Press.

Los propios familiares de Durst agradecieron a las autoridades por su detención. "Estamos aliviados y además agradecidos con todos los que ayudaron en el arresto de Robert Durst. Esperamos que finalmente pague por todo lo que ha hecho", dijo en un comunicado su hermano Douglas Durst.

Durst, de 71 años, ha sostenido siempre su inocencia en el asesinato ocurrido en 2000 de Susan Berman, cuyo padre estaba asociado con los legendarios mafiosos de Las Vegas Bugsy Siegel y Meyer Lansky. Berman, de 55 años, una escritora que se convirtió en vocera de Durst, fue asesinada en su casa cerca de Beverly Hills con un balazo en la nuca mientras los investigadores de Nueva York se preparaban para interrogarla en la desaparición no resuelta ocurrida en 1982 de la esposa de Durst.

El documentalista Andrew Jarecki, que entrevistó a Durst para el extenso especial, le presentó al millonario supuestas evidencias que lo complicaban en la causa de la muerte de su amiga Susan Berman en el año 2000. Cuando la entrevista terminó, el sospechoso fue al baño, sin notar que el micrófono seguía abierto, y dijo: "Ya está. Te atraparon. Tienes razón, por supuesto. Pero, no puedes imaginarlo. Arréstenlo. No sé lo que hay en la casa. Yo quiero esto. Qué desastre. Él tenía razón. Me equivoqué. Estoy teniendo dificultades con la pregunta. ¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto".