Menu Big Bang! News
Policiales De regreso

Carrascosa quiere volver a vivir donde mataron a su esposa

El viudo de María Marta García Belsunce, que goza de prisión domiciliaria en casa de un amigo en Escobar, pretende regresar a su casa del country El Carmel, donde apareció asesinada su esposa. BigBang te muestra un video con la casa por dentro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Carlos Carrascosa, condenado por el crimen de su esposa Marí­a Marta Garcí­a Belsunce, pidió cumplir la prisión domiciliaria en la casa del country Carmel donde hace 13 años se cometió el crimen. El viudo ya cumple esa modalidad de encarcelamiento: tiene tobillera electrónica y vive en la casa de un amigo en el Centro Urbano Barrancas de Escobar (CUBE). Abandonó la cárcel de Campana el 5 de febrero pasado. A pesar del pedido de Carrascosa, el fiscal de Ejecución Penal de San Isidro Luis Angelini dio un dictamen no favorable. Opina que no es recomendable que el hombre regrese al lugar del hecho.

Su esposa fue asesinada el 27 de octubre de 2002. y su marido fue condenado por el crimen.

El crimen del country sigue envuelto en el misterio.

¿Morbo o nostalgia? El del viudo no es el primer cas. Ricardo barreda, el odontólogo que el 15 de noviembre de 1992 mató a su esposa, su suegra y sus dos hijas en su casa de La Plata siempre dijo que quería volver a vivir en ese lugar.

Carrascosa goza de prisión domiciliaria en casa de un amigo, pero quiere volver a la casa del Carmel. 

Garante

Los abogados del viudo se encargaron de verificar con el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que el control satelital de la tobillera electrónica que Carrascosa tiene colocada funcionará a la perfección con la línea telefónica de la casa de Carmel. El garante de Carrascosa será Michael Taylor (h), su ahijado, quien ya vive en el Country Carmel pero que se mudará con su padrino en caso de prosperar el pedido. En Carmel también vive otra de las imputadas que tiene la causa, la medio hermana de María Marta y cuñada de Carrascosa, Irene Hurtig

La opinión del fiscal -informa Télam- no es vinculante, por lo tanto el dictamen final recae en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro.