Menu Big Bang! News
Policiales

Niegan la excarcelación a pedófilo umbanda que abusó de nenas de 12 y 4 años

El juzgado Federal N° 1 denegó la excarcelación a Jorge Luis Russo, cómplice de la mae umbanda Graciela Ledesma en el horroroso caso de abuso sexual y trata de dos nenas de 12 y 4 años en Monte Chingolo que conmovió al país a mediados de 2014.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Juzgado Federal N°1 de Lomas de Zamora denegó la excarcelación del pedófilo Jorge Luis Russo, quien se encuentra detenido desde hace un año y medio por abuso sexual de dos menores junto a su sobrina, la mae umbanda Graciela Ledesma, en un caso que conmovió al país cuando se conocieron sus espeluznantes detalles.  

A diferencia de Ledesma, Russo está procesado sólo por el delito de abuso porque en su caso se dictó la falta de mérito por el delito de trata. La Fiscalía Federal solicitó que la excarcelación le fuera denegada porque entiende que hay elementos que demuestran que podría entorpecer la investigación. En verdad, Russo ya había hecho eso mismo cuando se presentó en la Comisaría a presionar a sus víctimas, que debían declarar ese mismo día.

Jorge Luis Russo pidió la excarcelación, pero no le fue concedida. 

Por su condición de mae umbanda, el papel de Graciela Ledesma como "entregadora" de las nenas a terceros (trata) parece ampliamente demostrado. Russo, en cambio,sigue procesado por el delito de "abuso simple", pero el juzgado le dictó "Falta de mérito" en lo que respecta a la trata. La Fiscalía no está satisfecha con esta falta de mérito y entiende que sumando nuevos testimonios a la causa podrá revertirla y demostrar que Russo es también partícipe del delito de trata.  

Graciela Ledesma, la siniestra "mae" umbanda abusadora de Monte Chingolo.

El caso

El 21 de julio de 2014, Ledesma y Russo fueron detenidos en una casa muy precaria de la calle Bouchard al 2000, en Monte Chingolo, partido de Lanús. El día anterior, tres niñas habían logrado escapar de allí. Dos eran hermanas (una de 12, la otra de cuatro años), la otra tenía 13 y es tía de las dos anteriores. Las dos hermanas habían sido abusadas y torturadas reiteradas veces por la pareja: Russo y Ledesma se divertían haciéndolas dormir a la intemperie y en el piso, comer de la comida del perro, quemándolas con cigarrillo, emborrachándolas y abusando sexualmente de ellas junto con terceros, en el marco de supuestos rituales umbanda

La casa donde las dos hermanas fueron esclavizadas y abusadas sexualmente.

La madre de las dos hermanas, cuyo nombre de pila es Silvia, se había presentado ante la mae para pedirle ayuda porque su esposo la golpeaba. Según su denuncia, terminó siendo obligada a tener relaciones sexuales con varias personas, y con sus propias hijas como rehenes, amenazadas de muerte. 

El agente David Quijano fue quien encontró a las niñas por la calle y tuvo su cuarto de hora mediático como "policía ejemplar" cuando describió el estado en que las había encontrado y pidió la adopción de las tres. Pocos días después se hizo público que Quijano tenía una causa abierta en 2010 por apremios ilegales. 

Quijano estaba acusado de haber golpeado a Alejandro Bordón y de haberle "armado" una causa por un homicidio con el cual no tenía nada que ver y estuvo preso un año y ocho meses.