Menu Big Bang! News
Policiales Lo denunció en la comisaría 25

Escándalo en plena vía pública con Oriana Junco y su ex

La imitadora y humorista fue agredida en la vía pública. El hombre, al que conoció por el chat de Facebook, quedó detenido. “Estoy con pánico, no puedo ni salir de mi casa”, reconoció a BigBang.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Oriana Junco, antes conocida como Oggi, denunció en la madrugada del domingo por lesiones a una pareja ocasional que conoció por Facebook. El incidente que desencadenó el proceso judicial tuvo lugar en la esquina de Córdoba y Pringles e intervinieron de inmediato dos oficiales la comisaría 25 que se encontraban a pocos metros. El hombre de 40 años fue detenido de inmediato. “Estoy con pánico, no puedo salir de mi casa. Fue tremendo lo que viví”, reveló la actriz a BigBang.

Oriana junto a Diego Armando Maradona, ídolo popular que atraviesa todos los géneros. 

“No era mi novio, habíamos salido tres veces nada más. Le pondría el título de acosador. Su nombre es Alejandro Iriarte, tiene campos, un hijo y una mujer. Vive en San Isidro, cuando no está dando vueltas por la provincia de Buenos Aires. Nos conocimos por el chat de Facebook y porque teníamos un amigo en común. Nunca fue violento, pero ese día me hizo una tremenda escena de celos en el living de mi casa. Por suerte estaba con Mariana, una amiga trans. Lo saqué de inmediato, porque hubo un forcejeo que no me gustó nada. Terminé en el piso, con la rodilla quemada por la afombra y una marca fuertísima en uno de mis brazos. Yo ya tuve una pareja que me golpeaba y me quedó un trauma”, relató.

Horas más tarde y recompuesta del violento altercado, Oriana y su amiga decidieron abandonar el departamento. “Cuando bajamos, vimos que estaba en la estación de servicio que queda justo frente a mi casa. Lo acompañaban muchos tipos y ahí me austé en serio. Mi amiga se puso nerviosa y le gritó, entonces él se acercó y le pegó en el pecho”, recordó casi al borde de las lágrimas. “Fue tremendo. Por suerte había dos oficiales en la esquina que vinieron de inmediato y calmaron la situación”, agregó.

 

Ya en la comisaría, Oriana titubeó a la hora de iniciar las acciones correspondientes. “Ahí entendí el miedo de tantas mujeres que sufren violencia de género. Me ofrecieron un botón anti pánico, pero todavía no sé si lo voy a aceptar. Hice la denuncia por recomendación de mi abogado, pero tengo tanto miedo que, por momentos, me arrepiento. Nunca sabés si no te va a pegar un tiro en represalia”.

Junco deberá ahora someterse a una pericia física para avanzar con la denuncia. “Lo estoy pateando porque me cuesta mucho salir de mi casa. Por suerte, no volví a saber de él. Lo bloqueé de todos lados: redes sociales, teléfono, Whatsapp”, concluyó.