Menu Big Bang! News
Policiales Santa Fe

Otra batalla en la guerra narco en Rosario: 189 muertos en el año

La víctima era el cuñado de Andrés Fernández, alias "El Gitano", procesado por el homicidio de Diego Demarre y además tenía vínculos con la familia Cantero, líderes de la banda narco "Los Monos".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un hombre de 32 años, que estaba supuestamente vinculado con la banda de narcotraficantes conocida como "Los Monos", fue asesinado hoy de varios balazos en la zona noroeste de la ciudad de Rosario, informaron fuentes policiales.

El crimen ocurrió a las 8.15 en la esquina de Sorrento y Circunvalación, en las afueras de Rosario, cuando un hombre identificado por fuentes policiales como Roberto Cavalli se desplazaba en un auto Renault Clío.

Allí fue encerrado por un coche Peugeot 206, en el que circulaban dos hombres, quienes le efectuaron varios disparos que le produjeron la muerte en forma instantánea a Cavalli

 Claudio Pájaro Cantero, fallecido líder de la banda de Los Monos.

Con este homicidio suman 189 los crímenes ocurridos en lo que va del año en el departamento santafesino de Rosario, según los informes oficiales.

Fuentes de la investigación señalaron que la víctima era el cuñado de Andrés Fernández, alias "El Gitano", procesado por el homicidio de Diego Demarre y además tenía vínculos con la familia Cantero, líderes de la banda narco "Los Monos".

A su vez, Cavalli había prestado declaración por estar sospechado de ser el encargado de la realización de compras de materiales para la construcción de una casa en un campo de tres hectáreas, en la vecina ciudad de Pérez, perteneciente al clan Cantero.

El crimen ocurrió en el camino de Circunvalación.

La banda Los Monos emprendió una guerra a tiros por el control del territorio y así se convirtió en la principal organización criminal de la provincia de Santa Fe. Su máximo líder, Máximo Ariel Cantero, se encuentra detenida, a la espera de su juicio oral.

Se cree que la banda genera ingresos por unos 100.000 pesos diarios por la venta de drogas. En las afueras de Rosario, se encontró una lujosa mansión que pertenecía al grupo. Cavallí habría realizado las compras para esas construcciones.