Menu Big Bang! News
Policiales Del sur a Buenos Aires

Otro traslado de "Los Monos", la banda narco que nadie quiere

Lo dispuso el juez federal de Rosario, Marcelo Bailaque. Ariel Máximo Cantero y su lugarteniente, Jorge Emanuel Chamorro, serán trasladados a un complejo penitenciario federal de la provincia. Antes habían estado alojados en Santa Fe y en Ezeiza. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ariel Máximo Cantero, alias “Guille”, líder de la banda de “Los Monos”, y su lugarteniente, Jorge Emanuel Chamorro, serán trasladados otra vez desde los penales de Rawson y Neuquén, donde se encuentran alojados actualmente, a un complejo penitenciario federal de la provincia de Buenos Aires.

Los “Monos”, al llegar al penal de Ezeiza desde Santa Fe. 

Así lo dispuso el juez federal de Rosario, Marcelo Bailaque, tras un planteo que hicieron los abogados defensores de los miembros de la banda, procesados en diciembre pasado, junto con otros 21 integrantes del grupo, por “producción y comercialización de estupefacientes”.

El juez federal de Rosario, Marcelo Bailaque. 

Vale recordar que el 23 de enero pasado Cantero fue trasladado desde Ezeiza, adonde había llegado tres días antes desde la cárcel de Piñero, en Santa Fe, al Instituto de Seguridad y Resocialización Unidad 6 de Rawson. En tanto, a Chamorro lo llevaron a la prisión Regional del Sur Unidad 9, de Neuquén.

Jorge Emanuel Chamorro, lugarteniente de Cantero. 

Para avalar el regreso de los Monos a un penal bonaerense, el magistrado federal señaló en el fallo que “los argumentos” de los imputados “se aprecian razonables” para solicitar el traslado.

Las razones esgrimidas son que ambos se encuentran lejos de sus familiares, que viven en Rosario, y que, como este año van a ser juzgados por el Poder Judicial de Santa Fe, por una causa por homicidio, es “conveniente” que estén cerca de la “Chicago argentina”.

Chamorro, distendido junto a su abogado. 

Bailaque ordenó que los dos presos sean trasladados “a un establecimiento dependiente del Servicio Penitenciario federal más próximo a Rosario, tal como serían los casos de los complejos penitenciarios Ezeiza, Marcos Paz, o de La Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En la resolución, que tiene fecha del 5 de febrero pasado, Bailaque establece que el traslado debe cumplirse en los próximos diez días.

Quiénes son

El origen de la banda se remite al año 2004, cuando el asesinato del Fernando “Gordo Pel” Corso, líder de “Los Garompa”, otra banda narco de la ciudad, posicionó a la banda de Ariel Máximo Cantero —a quien se investigó por el crimen pero nunca se pudo comprobar su autoría— como la mayor banda ligada al narcotráfico de Rosario.

La banda en todo su esplendor, con Cantero a la cabeza. 

A partir de ahí, comenzó una historia de sangre y fuego en la que su crecimiento económico llegaron a facturar 100 mil pesos diarios de ganancia netafue de la mano de sus conexiones con la policía.

El crecimiento de “Los Monos” fue apoyado por sectores de las fuerzas de seguridad. Once policías santafesinos, además de un miembro de la Federal y otro de la Prefectura, fueron detenidos y procesados en el marco de la causa que se inició por el crimen de Martín Paz, en septiembre de 2012, una muerte fue clave para comenzar a desentrañar los secretos de la banda.

La banda narco tiene conexiones con las barras de Central y Newell´s. 

El “Fantasma Paz” estaba de novio con una hermana de los Cantero. Participaba de la operatoria para blanquear el dinero de la organización, pero cometió un pecado imperdonable: intentó utilizar los aportes para iniciar un emprendimiento propio vinculado con el narcotráfico, lo que fue una condena de muerte para él.

La relación con la Policía tiene cientos de episodios, pero puede explicarse en uno. A mediados de enero de 2014, por ejemplo, cayó preso Juan Ramírez, sicario y testaferro del grupo, pero siete horas después se fugó de la Jefatura de Policía de Rosario. Por su escape fueron detenidos cinco policías, sospechados de haber cobrado por su fuga.

Estando prófugo, uno de sus integrantes le brindó una nota a “Telenoche”. 

La banda diversificó su dinero en una pequeña flota de taxis y hasta en futbolistas. Se dijo que era dueña de una parte del pase de Angel Correa, cuando éste jugaba en San Lorenzo.

Se dijo que la banda era dueña de una parte del pase de Ángel Correa.

Se sospecha que el dinero era blanqueado en el circuito legal por Mariano Ruiz, un hombre que fue detenido en agosto de 2013 en Buenos Aires, en un lujoso departamento de Recoleta. En la investigación había referencia a inversiones en propiedades por 40 millones de pesos.

Sin embargo, el ocaso de la banda empezó con el asesinato, el 26 de mayo de 2013, de Claudio “El Pájaro” Cantero, que aceleró la investigación judicial alrededor del grupo.

Ariel Máximo Cantero, líder de la banda. 

Como parte de los allanamientos se secuestraron autos de alta gama y lanchas, que podrían ser utilizadas para trasladar mercadería en el río. También se allanaron mansiones en Rosario y en Funes, y hasta una de tres hectáreas en Pérez que incluye una caballeriza, siete habitaciones –tres de ellas con jacuzzi privado– y una pileta diseñada con la silueta del ratón Mickey.