Menu Big Bang! News
Policiales En Pilar

Parricidio: buscan al segundo cuerpo y sospechan que tiraron restos a los perros

Leandro Acosta y su novia, Karen Klein, están detenidos y acusados de matar a sus padres. Ella declaró que él lo hizo y la amenazó de muerte. La aparición de un testigo aportó datos reveladores para la causa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Les dispararon a sus padres, los descuartizaron y luego los incineraron. Los restos carbonizados los juntaron y parte de ellos los arrojaron a los perros. Otra parte los mezclaron con los desechos de la chatarrería que revendían y los arrojaron en un descampado cercano.

Leandro Acosta y su novia, Karen Klein, están detenidos y acusados de matar a sus padres. Ella declaró que él lo hizo y la amenazó de muerte. En paralelo, continúa la búsqueda de uno de los cuerpos. 

La casa donde ocurrió el horror. El matrimonio fue asesinado y descuartizados antes de ser incinerados.

Dentro de la casa se encontraron partes de cuerpo humano femenino, pero no del masculino. Ayer cerca de las 15 la fiscalía ordenó un operativo policial en un predio utilizado como basural, ubicado en la intersección de las calle Padre Roqueta y San Nicolás, en la localidad de Manuel Alberti.

El lugar está a doce cuadras de la vivienda de los Klein y luego de algunas horas de trabajo se obtuvieron más evidencias. 

En bolsas de nylon se encontraron carne humana y algunos restos óseos. Las primeras versiones aseguraban que serían del cuerpo de la víctima masculina, que hasta el momento no se había encontrado. Pero finalmente fuentes policiales aseguraron que son otras partes de las extremidades de una mujer. Hasta el momento no se sabe sobre el paradero del hombre y continúan las investigaciones para hallarlo. 

LOS RESTOS ENCONTRADOS 

Los medios locales difundieron que se habrían encontrado varias bolsas de las utilizadas para cargar arena que contenían chatarras, ramas, gramilla, papeles, latas, vidrio molido y tierra negra molida, todo compatible con la limpieza de un terreno que era usado como acopio de elementos de chatarrería. 

El lugar donde se encontraron parte de los restos femeninos en baldes de pintura.

En total, los peritos reunieron 16 bolsas de basura de nylon rosado, usadas para consorcios. Entre restos de tierra y papeles había pequeños trozos de restos óseos humanos, con carne semi incinerada. La policía pudo llegar hasta el lugar a consecuencia de las respectivas investigaciones y un elemento que daría un giro a la pesquiza: una persona se presentó en calidad de testigo.

TESTIGO

Lo que tenga para decir puede que termine de acorralar a los hermanastros. Se trata de un hombre de la zona, conocido de la familia y que con su carro tirado por un caballo realiza acarreo de basura y cartoneo. Según trascendió, él habría sido quien habría llevado la basura de la casa de los Kleim, tras ser contratado por el hijo de la víctima, ahora imputado en la causa. 

Este mismo hombre fue el que ayer guió a los investigadores hasta el lugar. Le señaló las bolsas que él mismo llevó cargándolas con sus manos sin saber que contenían partes del matrimonio que él conocía.

Un testigo señaló donde fueron arrojados partes del cuerpo de una de las víctimas.

Además, gracias a los Klein éste hombre conseguía trabajo por lo que, según fuentes allegadas, se mostró conmocionado al observar los restos quemados y descuartizados entre medio de la basura.