Menu Big Bang! News
Policiales Fantasma

Pérez Corradi, a cuatro años de su fuga: "Ex espías me buscan para matarme"

El prófugo más buscado del país, presunto ideólogo del triple crimen de General Rodríguez, le dijo a su abogado que quieren matarlo. Por qué no se entrega.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A esta altura, el prófugo Ibar Pérez Corradi, señalado como autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, es una especie de "fantasma". El 20 de marzo de 2012, Corradi, de 38 años, se escapó y se lo busca desde entonces. La fuga y la posterior caída de su ex socio Martín Lanatta (junto a su hermano Cristian y Víctor Schillaci) lo puso otra vez en el centro de la escena. Desde hace dos meses se habla de probable entrega de Corradi pero eso pareciera estar lejos. Según reveló su abogado Carlos Broitman a BigBang, Corradi lo llamó hace diez días para decirle que quieren matarlo.

"Ex espías me buscan para matarme", le dijo el prófugo más buscado a Broitman. Según el hombre acusado de ser el cerebro detrás del crimen de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Diego Ferrón, grupos parapoliciales y ex servicios de inteligencia lo buscan para matarlo. "Quieren que cierre la boca. Estaba todo dado para que se entregue, pero en estas condiciones no lo hará", dijo Broitman.

Pérez Corradi lleva casi cuatro años en la clandestinidad.

Hace un mes se había anunciado la captura de Corradi en Ciudad del Este, Paraguay, en la Triple Frontera, pero la información fue desmentida. Todo se trató de una confusión y el detenido era un cantante ignoto que supuestamente se parecía al prófugo.

Corradi en la foto más reciente, durante una entrevista. Foto: Leandro Sánchez.

"Quieren matarlo"

El abogado de Ibar Pérez Corradi, Carlos Broitman, teme que su defendido sea asesinado. “Hay gente poderosa que lo quiere ver muerto antes que preso”, dijo a BigBang. Hace poco más de un mes fue el allanamiento en la casa de la ex mujer del prófugo sospechado de proteger a Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci en la escandalosa fuga de la cárcel de General Alvear, ocurrida el 27 de diciembre de 2015.

“Puede llegar a involucrar a políticos y poderosos”, dijo Broitman aunque no quiso dar nombres. “El allanamiento fue cruel, se trató de un mensaje mafioso par que no abra la boca. No les importó que hubiera menores y una mujer desprotegida. Mataron a dos cachorros, dos perritos que no lastimaron a nadie. Fue un apriete”, dijo Broitman.

Broitman sigue en contacto con Corradi.

 “Quieren tapar todo, lo único que falta es que Pérez Corradi aparezca muerto. Pido que pasen a disponibilidad inmediata a los policías que hicieron ese allanamiento. La última vez que hablé me dijo que lo están buscando por todos lados para matarlo. ¿Quiénes? Dice que son ex espías”, exigió.

“Vamos por las cabezas de estas organizaciones. Pérez Corradi está detrás de todo esto. Esta gente operaba con el cartel de Sinaloa”, declaró hacedos meses el Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco al mismo tiempo que remarcó que “había algo más que amigos que ayudaban. Había una banda narcocriminal”. Por Corradi se ofrece una recompensa de dos millones de pesos.

PRONTUARIO

Los cargos que Interpol enlista para Pérez Corradi son “privacion ilegítima de la libertad agravada por su comisión mediante violencia y amenazas en concurso real con homicidio agravado por su comisión con ensañamiento, alevosía y con el concurso premeditado de mas de dos personas - tres hechos, todos relacionados entre sí”.