Menu Big Bang! News
Policiales Caso Ángeles

Piden perpetua para Mangeri, que volvió a quedarse dormido

En una nueva audiencia del juicio oral, Fernando Fiszer solicitó que sea condenado a la pena máxima. Creen que mató a Ángeles Rawson en el sótano.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Uno de los dos fiscales del juicio oral en el que se juzga al portero Jorge Mangeri como único acusado por la violación y el crimen de Ángeles Rawson, consideró hoy que quedó acreditado la materialidad y la autoría del hecho por parte del imputado y dijo que la víctima ofreció "una tenaz resistencia" al abuso sexual. Además pidió que sea condenado a cadena perpetua.

En su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño, el fiscal Fernando Fiszer, que en el juicio trabaja con su colega Sandro Abraldes,   afirmó que quedó probado que Ángeles le provocó a Mangeri distintas lesiones en su intento por defenderse y que la lucha se dio "a modo de espejo", es decir enfrentados cara a cara. Además, según el fiscal se determinó que la muerte de la joven se produjo en el sótano del edificio, un lugar donde sólo Mangeri tenía acceso. 

Jorge Mangeri, de testigo a principal acusado. Podrían condenarlo a perpetua.

El debate se reanudó a las 9 de hoy en la sala de audiencias del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 porteño, en la oficina 6108 del 6to. piso del Palacio de Tribunales, en Talcahuano 550.

Mangeri estuvo presente en la sala y por momentos se quedaba dormido. No es la primera vez que no está atento al juicio pese a que se debate sobre su inocencia o culpabilidad. 

Tal como sucedió con la querella, Fiszer también pidió para Mangeri la pena máxima del Código Penal, pero por un delito diferente al que le endilgó al portero el abogado querellante Pablo Lanusse. Para la fiscalía, Mangeri es autor de un "abuso sexual seguido de muerte", delito contemplado en el artículo 124 del Código Penal. 

Ángeles volvía de la escuela cuando sufrió un ataque sexual

Fiszer explicó en el requerimiento de elevación a juicio de la causa que para aplicar la figura del abuso sexual "no es necesario probar que el autor pretendió acceder carnalmente a la víctima, ni que intentó que ésta le practicara sexo oral, ni que intentó practicárselo a ella, ni ninguna actividad concreta". 

"Basta con demostrar que el accionar del sujeto activo, se encaminó a vulnerar su libre determinación sexual, efectuando tocamientos, violentos o no, en zonas erógenas y de concreta intimidad de la víctima", agrega el escrito de la fiscalía.