Menu Big Bang! News
Policiales Prisión preventiva

Procesan a una pareja que mató a golpes a su hijo de 5 años

Ocurrió en junio. Leando Sarli, padrastro de Agustín, de 5 años, lo agredió salvajemente porque se puso el pantalón al revés y le destrozó el hígado, según la autopsia. La madre no hizo nada y la hermanita del niño, que fue testigo, relató a la Justicia los hechos. Separaron a dos docentes de la escuela donde acudía, por lo que mañana habrá paro en la Ciudad.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La jueza de instrucción Silvia Ramond procesó al padrastro y a la madre de Agustín, el niño de cinco años que fue asesinado a golpes por el hombre en su vivienda del barrio porteño de Flores, a principio de junio.

Fuentes judiciales informaron que la magistrada procesó a Leandro Sarli por el delito de homicidio agravado por alevosía y a la madre, cuya identidad fue mantenida en reserva, por omisión de cuidado por no haber evitado la muerte del hijo. Ambos procesamientos fueron dictados con prisión preventiva pero la madre no fue detenida.

Vecinos afirman que había violencia familiar.

Por este caso el gobierno porteño separó del cargo a la maestra y a la directora del colegio al que acudía Agustín, y por eso motivo los docentes porteños realizarán mañana un paro de 24 horas. Sin embargo ningún docente ni funcionario público del gobierno de la Ciudad están imputados en la causa.

El hecho ocurrió el domingo 7 de junio cuando Sarli golpeó salvajemente a Agustín hasta destrozarle el hígado, según reveló la autopsia. Tras la golpiza, Sarli llamó al SAME y explicó que Agustín se cayó en la bañera: el menor falleció cuando estaba siendo atendido. La hermana fue testigo del hecho y en cámara Gesell relató a la Justicia lo que padeció el menor. La pequeña contó que Sarli se enojó con Agustín porque se había colocado sus pantalones al revés y comenzó a golpearlo salvajemente y hasta lo agarró del cuello y lo colgó en el aire.
La autopsia determinó que Agustín sufrió "desgarro hepático, hemoperitoneo, hemorragia perirrenal y hematoma subdural", y se encontraron heridas anteriores a las que le causaron la muerte. La Justicia tuvo en cuenta el testimonio de la menor y de vecinos, que contaron otros hechos de violencia que sufrió el menor.