Menu Big Bang! News
Policiales muerte y misterio

¿Quién asesinó a la joven estudiante de psicología?

Melisa Tuffner salió de su casa en Glew para ir a un centro cultural. Después iba a ir con su padre a la cancha de Temperley. No llegó a ninguno de los dos lugares: apareció inconsciente en la calle con dos golpes en la cabeza.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es un misterio: Melisa Tuffner, de 22 años, apareció golpeada e inconsciente en la localidad de Glew, en el partido de Almirante Brown, y falleció esta madrugada como consecuencia de las heridas recibidas.

Lo absurdo de su muerte es que no fue víctima de un robo y tampoco hay testigos del ataque, después de que la joven estudiante de psicología saliera de su casa para asistir centro cultural "El Gringo Viejo".

Según declaró esta mañana al canal TN su hermana Daniela, la joven salió de su casa "alrededor de las siete menos veinte" de la tarde y pasaría por "El Gringo Viejo" a participar de una muestra de acrobacia y tela.

Luego iría a encontrarse con su padre en la cancha del Club Atlético Temperley, en esa ciudad del partido de Lomas de Zamora, para ver el partido contra Independiente por el campeonato local. Pero nunca llegó.

Melisa era estudiante de psicología.

"Iba sola. Se dirigía al centro cultural que está en Glew; me comentaron que no llegó, que la encontraron dos cuadras antes, tirada, golpeada, inconsciente", relató Daniela, respecto a cómo los vecinos hallaron a Melisa en el cruce de Ricardo Gutiérrez e Hilario Ascasubi tras haber sufrido al menos un fuerte golpe en la cabeza.

Uno de los vecinos que encontró a la joven tendida en el suelo, de nombre Alejandro, declaró hoy a la prensa que Melisa "estaba como inconsciente, no se movía", que luego "empezó a reaccionar y se empezó a ahogar con su propia sangre".

"Le salía sangre de la cabeza, de la boca, de todos lados. Le apoyé la mano sobre la espalda porque quería darse vuelta, le hablaba en el oído para que se quede quietita", recordó Alejandro.

Los médicos que atendieron a la joven en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Longchamps constataron que tenía dos heridas profundas en la cabeza, una en la parte posterior y otra en la sien, y un corte en la cara que podría haberse ocasionado al caer al suelo.

Desde el UPA fue luego trasladada al Hospital Sirio Libanés, en el barrio porteño de Villa Devoto, aunque llegó ya con muerte cerebral y finalmente falleció esta madrugada.

Una de la hermanas de Melisa la despidió en su página de Facebook.

Daniela contó que aparentemente no le habían robado nada: "Tenía todo, los documentos, plata, el celular". Fuentes policiales dijeron a Télam que la joven tampoco tenía signos de haber sido abusada sexualmente, aunque tanto esta cuestión como el tipo de heridas sufridas serán evaluadas por forenses al efectuarle la autopsia correspondiente.