Menu Big Bang! News
Policiales abono

Sobredosis de TV: un prófugo por homicidio fue arrestado por contratar videocable

Pablo Medina está acusado de haber participado del homicidio de un joyero. Cayó después de que los detectives descubrieron el domicilio donde vivía con su novia por la factura del cable.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Pablo Daniel Medina tiene 23 años y estaba prófugo desde enero, acusado de haber participado en el robo y homicidio de un joyero. Lo buscaba la policía en la Argentina y en el exterior, por Interpol.

Pero cayó ahora en la localidad bonaerense de Villa Ballester, luego de que los investigadores descubrieran su domicilio al abonarse a una empresa de televisión por cable.

Fue detenido por detectives de la División Investigación Federal de Fugitivos de Interpol, de la Policía Federal Argentina (PFA), tras una investigación encabezada por el fiscal de Martínez, Gastón Garbus.

Medina tiene 23 años y está acusado de homicidio.

El diario Clarín informó que Medina figura con "red note" (alerta roja), entre los fugitivos más buscados por Interpol, acusado de los delitos de "homicidio criminis causa, robo doblemente agravado y asociación ilícita".

A Medina se lo acusa por el crimen del joyero Sebastián Cid, de 37 años, cometido el 29 de enero, cuando, con un arma, se resistió a una entradera en su casa, de la calle Balcarce al 1300, de Martínez.

Cid llegó a matar a uno de los delincuentes con los que se enfrentó, pero fue fusilado delante de su esposa y de sus dos pequeñas hijas. Por este hecho, cuatro hombres quedaron detenidos, pero Medina logró salir del país al día siguiente desde la ciudad misionera de Posadas, con destino a Paraguay.

El pedido de captura de Medina en la página de Interpol.

Ante la sospecha de que había ingresado nuevamente al país, comenzó a investigarse a una ex novia del prófugo, con la que tenía una hija. Tras varios meses de investigación, que incluyeron escuchas telefónicas, análisis de mensajes de texto y tareas de inteligencia, se pudo determinar que Medina estaba viviendo con esa mujer en la localidad bonaerense de Villa Ballester, partido de San Martín.

Gracias a los registros de abonados de un servicio de televisión por cable, los detectives de Interpol determinaron que el sujeto vivía con su novia en un edificio de la calle Formosa 5605, de Villa Ballester. Allí se montó una vigilancia encubierta, en la que se constató que Panca vivía en ese lugar junto a su mujer. Ambos fueron detenidos cuando ascendieron al auto con el que solían movilizarse, un Volkswagen Gol.