Menu Big Bang! News
Policiales Narcotráfico

Terror sin fin: otro crimen en Rosario vinculado con Los Monos

Un hombre de 22 años, acusado de doble homicidio y que estaba prófugo, fue asesinado de nueve tiros por dos hombres que le dispararon desde un auto en un barrio de Rosario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Pese a que la mayor parte de sus líderes están presos, sometidos a causas penales en trámite, la violencia desatada en Rosario por la banda de narcotraficantes Los Monos, está lejos de detenerse.

Un nuevo crimen ocurrió en la noche del domingo y la víctima fue un joven de 22 años, sospechado a su vez de ser el autor del crimen de dos personas vinculadas a la banda, quien recibió nueve disparos.

El crimen ocurrió el domingo alrededor de las 21, en Chacabuco al 3800, del barrio Tablada, cuando Maximiliano Moreno, quien había violado la prisión domiciliaria y tenía pedido de captura, fue sorprendido por dos personas a bordo de un auto desde el cual lo atacaron a tiros.

El lugar donde fue baleado Moreno, acusado de dos homicidios.

Según los investigadores, Moreno estaría ligado a los homicidios de Nahuel César y de su madre, allegados a "Los Monos", ocurridos hace dos años. 

De inmediato, el herido fue trasladado por unos vecinos en un vehículo particular al hospital provincial, donde fue asistido por la guardia médica, pero falleció una hora después. Fuentes de la investigación señalaron que en la escena del crimen se encontraron 15 vainas servidas.

El doble homicidio por el que estaba investigado se registró en la esquina de avenida Francia y Acevedo, donde también resultaron heridas varias personas.

Monos enjaulados

Dos de los líderes de Los Monos, Máximo Ariel “Guille” Cantero y Emanuel “Ema” Chamorro, fueron trasladados días atrás a las cárceles de Neuquén y Chubut, luego de haber sido alojados en el complejo federal de Ezeiza.

Los dos fueron trasladados desde la cárcel de Santa Fe donde estaban alojados, luego de que trascendiera que había rumores de una posibles fuga, tras la conmoción generada por la evasión de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

Los defensores de los detenidos alegaron que la medida de enviarlos a cárceles del sur del país “agrava las condiciones en que ambos imputados cumplen prisión preventiva dado que los aleja de sus familias, veda el trato normal y corriente con sus defensores y los coloca en situación angustiante que está más allá de lo permitido para la situación procesal en la que se encuentran”.

De todos modos, la Cámara Federal de Rosario rechazó la presentación de los abogados de los dos acusados para que vuelvan a ser trasladados a Ezeiza y confirmó los nuevos lugares de detención.