Menu Big Bang! News
Policiales Drama

Una mujer y su hijo de 3 años murieron acuchillados; buscan a otra nena

Ambos fueron apuñalados. Todavía no aparece otra hija de la mujer, de 6 años, y es buscada por la policía y los parientes de la joven. Quedaron detenidos el novio de la víctima y su ex pareja, padre biológico del nene muerto y la nena desaparecida. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una joven de 23 años y su hijo de 3 fueron asesinados a cuchilladas en su casa de la localidad bonaerense de El Palomar, partido de Morón, mientras que otra hija de la mujer está desaparecida y es buscada por la policía y los parientes. Un jefe policial informó a DyN que luego del hecho fueron detenidos dos hombres: la ex pareja, quien es el padre de las criaturas, y el novio actual de la mujer, identificada como Soledad Sabrina Martín. No se descarta un caso de femicidio y se intenta determinar la responsabilidad de ambos hombres en el doble crimen. Por el momento no están imputados. 

El hecho fue descubierto esta madrugada, alrededor de las 3, en una casa de la calle Murillo al 400, casi esquina Marconi, a unas 10 cuadras del Hospital Posadas, donde se encontró a la mujer apuñalada en su cama, cubierta con una frazada, y al nene de 4 años apuñalada en otra habitación, tapado con una almohada. 

El hecho fue descubierto esta madrugada a las 3 por el novio de la víctima. 

La denuncia fue realizada por el novio de la joven, que se llama Emmanuel Lukazic y tiene entre 23 y 26 años. El muchacho permanece en la comisaría sexta de Morón a la espera de su declaración ante la fiscalía de turno. La ex pareja de la mujer asesinada está en la misma situación, esperando para declarar. Por su parte, se busca a otra hija de la víctima, que se llama Mia y tiene 6 años. Se desconoce el paradero de la menor, que es buscada intensamente. 

Sabrina Martín y su hijo de 3 años fueron hallados muertos y acuchillados en su casa. 

“Sospechamos que a la nena la tiene la persona que hizo esto”, detalló una pariente en la puerta de la casa, visiblemente afectada por la situación. Cuando el cronista le consultó por el novio de la joven, la tía respondió: “No creemos que haya sido él, es un chico muy chico”. La tía certificó que la víctima tuvo episodios de violencia de género en su pasado.

“Yo la retaba, y ella se enojaba cuando le decía. Una vuelta me dijo pero no puedo decir mucho más. Esto habrá sido hace un año. Le decíamos que denunciara y que se dejara de joder, que dejara de tener gente en la casa”.